El juicio final. El veredicto

El juicio final. El veredicto

Después de haber vivido decentemente en la Tierra, mi vida llegó a su fin.

Lo primero que recuerdo es que estaba sentado en un banco de la sala de espera de lo que imaginaba era un juzgado. La puerta se abrió y se me ordenó entrar y sentarme en el banco de los acusados.

Cuando miré a mi alrededor vi al FISCAL a mi derecha que tenía una apariencia de villano y me miraba  fijamente; era el ser más demoníaco que había visto en mi vida. Me senté, miré a la izquierda y allí estaba mi abogado, un caballero con una sonrisa bondadosa, cuya apariencia me era familiar.

La puerta de la esquina se abrió. Su presencia demandaba admiración y respeto. Yo no podía quitar mis ojos de Él. Se sentó y dijo: “comencemos”.

El fiscal se levantó y dijo: “Mi nombre es Satanás y estoy aquí para demostrar por qué este individuo debe ir al infierno.”.

Comenzó a hablar de las mentiras que yo había dicho, de cosas que había robado en el pasado, de cómo engañé a otras personas y de los tantos pecados que cometí en mi vida terrenal. Satanás habló de otras cosas horribles y perversiones que cometí y, mientras más hablaba más me hundía en mi banco de acusado.

Me sentía tan avergonzado que no podía mirar a nadie, ni siquiera a mi abogado, a medida que Satanás mencionaba pecados que había olvidado totalmente. Estaba tan molesto con Satanás por todas las cosas que estaba diciendo de mí, que hasta me sentía molesto con mi abogado, porque estaba sentado a mi lado y escuchaba en silencio con gran serenidad.

Yo sabía que era culpable de las cosas de las  que me acusaban, pero también había hecho algunas cosas buenas en mi vida; pensaba mientras tanto “ ¿NO PODRÍAN ESAS COSAS BUENAS POR LO MENOS EQUILIBRAR UN POCO LO MALO QUE HABÍA HECHO?”.

Satanás terminó con furia su acusación y dijo: “Este individuo debe ir al infierno, es culpable de todos los pecados y actos que he relatado y nadie puede probar lo contrario”. ¡Por fin se hará justicia este día!”.

Cuando llegó el turno de mi Abogado se levantó y solicitó acercarse al Juez, que le autorizó haciéndole señas para que se acercara al estrado pese a las fuertes protestas de Satanás.

Cuando se levantó y empezó a caminar lo pude ver en todo su Esplendor y Magnitud, hasta entonces no supe por qué me había parecido tan familiar. Era Jesús de Nazaret quien me representaba, MI SEÑOR Y SALVADOR.

Se paró frente al Juez y suavemente le dijo: “HOLA PADRE”, y se volvió para dirigirse al jurado: “Satanás está en lo cierto al decir que este hombre ha pecado, no voy a negar esas acusaciones.”

“Reconozco que el castigo para el pecado es la muerte del alma y este hombre merece ser castigado,”

Respiró Jesús profundamente, se giró hacia su PADRE y con los brazos extendidos mostrando las marcas de los clavos en sus muñecas proclamó:

“Sin embargo Yo di mi vida en la cruz para que esta persona pudiera tener vida eterna; él me ha aceptado como su Salvador, por lo tanto es mi hermano.”

Mi Salvador continuó diciendo: “Su nombre está escrito en el libro de la vida y nadie me lo podrá quitar.”

“Satanás todavía no comprende que este hombre no merece justicia sino misericordia.”

Cuando Jesús se iba a sentar, hizo una pausa, miró a su Padre y con voz callada dijo: ”NO NECESITO HACER NADA MÁS, NI AÑADIR NADA, YA LO HE HECHO TODO.”

El Juez levantó su poderosa mano y golpeando la mesa fuertemente dijo: “ESTE HOMBRE ES LIBRE; EL CASTIGO PARA ÉL HA SIDO PAGADO HASTA LA TOTALIDAD. CASO CERRADO.”

Cuando mi Salvador me conducía fuera de la sala, pude oír a Satanás protestando enfurecido: “¡No me rendiré jamás, ganaré el próximo juicio!”

Cuando Jesús me daba instrucciones  hacia donde debía dirigirme le pregunté: ¿Has perdido algún caso?, Jesús sonrió y dijo: “Todo aquél que ha recurrido a Mí para que lo represente ha obtenido el mismo veredicto que tú.”

¡Cristo viene pronto!

Nadie verá a Jesús sin santidad

José

30-03-2018

Viernes santo

744 palabras

Que Dios os bendiga y que Jesús os salve y sea vuestro abogado en el juicio final.

Era Jesús de Nazaret quien me representaba, MI SEÑOR Y SALVADOR.

“él me ha aceptado como su Salvador, por lo tanto es mi hermano.” Dijo Jesús.

 

Anuncios
Published in: on 31 marzo 2018 at 0:27  Comments (2)  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://elsecretodelasestrellas.wordpress.com/2018/03/31/el-juicio-final-el-veredicto/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. La elección, debe ser en vida.

    Sea quien sea si no se arrepiente y el elige al Señor JUAN 14.6, HECHOS 4, como su único salvador , Jesucristo o Yahusha de Nazareth, es el mismo el Hijo de DIOS, y es el único Juez porque el Padre a nadie juzga, EL HIJO JUZGA, con todo poder , en los cielos y en o sobre la tierra,

    esa persona muere y muerte, significa infierno

    si fuera de la secrta masonica empezaria a salir

    porque creo que esa muerte es brutal y los alaridos que ese escuchan de los que les pasa…. nadie se los explica, los destroza su dios satanas. y los alaridos y lamentos serán tarde. CHIESA VIVA te lo explica lo que es ser mason.cabalista, o satanista, es lo mismo.

    Y eso ahora nadie lo enseña, porque hay condenas eternas. Los engañan con mentiras, y promesas de cargos lujos, impunidad, pero es MENTIRA. van al INFIERNO.

    Hay un pecado que nunca tiene perdón.

    Y eso tampoco lo enseñan.

    El pecado contra el Espíritu Santo no tiene NUNCA perdón, y la Palabra, de DIOS no cambia. Ni evoluciona ni es nada de lo que enseñan masones, como parte de su culto mundial.

    Saludos José y gracias.

  2. 9Y el tercer ángel los siguió, diciendo en alta voz:

    Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y toma la marca en su frente, o en su mano,

    10éste también beberá del vino de la ira de Dios, el cual está echado puro en el cáliz de su ira; y

    será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles,

    y delante del CORDERO ;

    11y el humo del tormento de ellos sube para siempre jamás.

    Y los que adoran a la bestia y a su imagen, NO tienen reposo día ni noche, ni cualquiera que tomare la marca de su nombre.

    12Aquí está la paciencia de los santos; aquí están los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe del Señor Jesucristo.

    APOCALYPSIS 14. 60 AÑOS DE LA BESTIA, masonica judia cabalistica, de los que ni temen a DIOS, y le hacen la guerra frontal al CORDERO,


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: