Pronto va a desaparecer este mundo, Jesús, Yahusha nos lo explica.

Pronto va a desaparecer este mundo, Jesús, Yahusha nos lo explica.

Pregúntese usted lo siguiente: ¿Cómo se puede cambiar el mundo si el caos y la maldad, la pobreza y la violencia, la usura que roba el pan de los pueblos, las guerras y las enfermedades imperan a sus anchas en este mundo?, ¿Cómo se cambia?.

¿Cómo cambiamos las cosas si los malos mandan en el mundo y lo controlan todo, incluso los medios de comunicación, la TV, controlan la religión, la política, los bancos, el dinero, los ejércitos, los mercenarios, los militares, la City de Londres y el Well Stret, las multinacionales, la cultura y la educación, la moral y el terrorismo, lo controlan todo y controlan a quienes mandan, entonces; ¿cómo pueden los humildes heredar la tierra como prometió Jesús?, ¿Cómo pueden los pobres de la tierra heredar la tierra y dejar de ser pobres y acabar de una vez por todas con el opresor?, ¿cómo lo van a hacer?.

Parece una labor imposible, solo Dios podría acabar con la maldad en este mundo, y el Apocalipsis nos dice que lo va a hacer y además nos dice cómo lo va a hacer. Y este si es un gran testimonio de esperanza para todos los pobres y mansos del mundo,
Y lo hará Jesús de Nazaret.

El Apocalipsis nos lo explica claramente, lo que sucede es que la verdad solo sale ahora en los tiempos finales, y el caos imperante nos demuestra que estamos ya en los tiempos finales.

Jesús, ese personaje olvidado por casi todos y que partió la historia en dos, antes de él y después de él, nos da la solución en el Apocalipsis, dice textualmente y por favor compruébelo usted con su Biblia:

Apocalipsis 20-11. Vi un gran trono blanco, y al que estaba sentado en él. Delante de su presencia desaparecieron completamente la tierra y el cielo, y no se los volvió a ver por ninguna parte.

Repito: Delante de su presencia desaparecieron completamente la tierra y el cielo, y no se los volvió a ver por ninguna parte.

Y hay más:

Apocalipsis 21-3
Y oí una fuerte voz que venía del trono, y que decía: «Aquí está el lugar donde Dios vive con los hombres. Vivirá con ellos, y ellos serán sus pueblos, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 4 Secará todas las lágrimas de ellos, y ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento, ni dolor; porque todo lo que antes existía ha dejado de existir.»

Repito, dice Dios: porque todo lo que antes existía ha dejado de existir.

Y para que lo entendamos nos sigue diciendo:

Apocalipsis 21-5. El que estaba sentado en el trono dijo: «Yo hago nuevas todas las cosas.» Y también dijo: «Escribe, porque estas palabras son verdaderas y dignas de confianza.»
6 Después me dijo: «Ya está hecho. Yo soy el alfa y la omega, el principio y el fin. Al que tenga sed le daré a beber del manantial del agua de la vida, sin que le cueste nada. 7 El que salga vencedor recibirá todo esto como herencia; y yo seré su Dios y él será mi hijo.

Muchos dirán, esto no puede ser, la Biblia dice que delante de Dios la tierra y el cielo desaparecieron, y desaparecieron completamente, y además dice Dios que no se los volvió a ver por ninguna parte ni a la tierra ni al cielo de la tierra, y eso no puede ser cierto ni que lo diga Dios mismo, seguirán pensando, porque Dios es amor, dirán, pero como dice Juan Carlos, se olvidan de que Dios es justicia, y los justos claman venganza por los mártires en el cielo, y Dios es justo, Dios es justicia, por eso le va a dar a cada uno lo suyo.

Y va a acabar con la injusticia, con la violencia, con las guerras, las enfermedades la usura y la maldad de un plumazo, en un instante se van a evaporar los malos, van a desaparecer, y no se crean que se van a la nada, no, para nada se van a la nada, se van al infierno para siempre, mejor dicho, al lago de azufre ardiente. Ese es el destino de los malos, y de todos los que no creen en Jesús como su salvador, conociéndolo.

Para las culturas que no conocen a Jesús, como dice Juan Carlos: Esos que no saben y ni conocen, tienen la Ley Natural escrita en sus conciencias y si la siguen eligen la salvación, porque esas Leyes expresan la intención y voluntad del Omnipotente. Por tanto para ellos también se cumple la Ley de la Elección para su Salvación o Condenación.

Y para nosotros es igual, debemos elegir, o estamos con Jesús o estamos con Lucifer, aquí no hay término medio, o estamos con Jesús o la condenación, y éste es un tema de fe, solo la fe salva, como ya hemos explicado en otros vídeos, pero no cualquier fe en Dios como pregona el Papa Francisco, el octavo de la lista, que dará paso al anticristo, Juan Pablo II resucitado de entre los muertos, solo salva la fe en Jesús. Los 3 rayos que ve en el vídeo sobre la imagen de Cristo Redentor de Río de Janeiro de 38 metros de altura y rodeada de pararrayos son la confirmación de la profecía del Apocalipsis publicada en el secreto de las estrellas el día de los rayos, 17-01-2014. La resurrección de Juan Pablo II será la prueba de que Jesús es Dios y que a la humanidad le quedan 7 años antes del fin.

Resumiendo, Jesús acabará con la maldad de este mundo y con todos los malos al instante, ¿cómo?, destruyendo este mundo y a todos sus habitantes, salvo los que vayamos con él a la primera resurrección, y no va a quedar ni uno de malo, ni uno, ni tampoco nadie vivo en el planeta tierra, salvo los de la primera resurrección.

Parece un poco difícil de entender, pero si oye este vídeo varias veces acabará entendiendo, la salvación solo depende de usted, es muy fácil. En este mundo parece que mande Putin y Obama, en el cielo solo manda Jesús, el Hijo de Dios, y pronto mandará también en la tierra, muy pronto, y los que estamos con él nos salvamos y nos vamos con él a la primera resurrección, por 1.000 años y eso será con el rapto, cuando Jesús venga a por los suyos.

¿A dónde iremos si la tierra y el cielo de la tierra han desaparecido?, pues a una tierra nueva con un nuevo cielo, sin malos, sin hambre, sin enfermedades, sin violencia, sin maldad, sin políticos, sin usura, vamos de cabeza al paraíso, pero acompañados por mil años por Jesús.

Apocalipsis 21 –1 Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, y también el mar.

También vendrá a rescatar a aquellos 10.000 niños desaparecidos y a millones de niños más. Y a usted, si se lo pide. No tiene mucho tiempo para decidirse, Jesús viene pronto, quizás en 2026, pídale que le salve, pídale que solo él sea su salvador y tenga fe en él, y será salvo.

Apocalipsis 22 –10 También me dijo: «No guardes en secreto el mensaje profético que está escrito en este libro, porque ya se acerca el tiempo de su cumplimiento. 11 Deja que el malo siga en su maldad, y que el impuro siga en su impureza; pero que el bueno siga haciendo el bien, y que el santo siga santificándose.»
12 «Sí, vengo pronto, y traigo el premio que voy a dar a cada uno conforme a lo que haya hecho. 13 Yo soy el alfa y la omega, el primero y el último, el principio y el fin.»

Apocalipsis 20 –6. ¡Dichosos los que tienen parte en la primera resurrección, pues pertenecen al pueblo santo! La segunda muerte no tiene ningún poder sobre ellos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él los mil años.

José 18-02-2016

Más información sobre cómo será el fin del mundo en la web:
http://www.lasguerrasmesianicas.com/

Inscríbase en la lista de la primera resurrección, es gratis y es un testimonio público y anónimo de su fe y su compromiso con Jesús. Le puede salvar inscribirse en el Libro de la Vida.
Más información sobre la primera resurrección en la web:
http://www.primeraresurreccion.com/

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://elsecretodelasestrellas.wordpress.com/2016/03/06/pronto-va-a-desaparecer-este-mundo-jesus-yahusha-nos-lo-explica/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Me siento un poco desazonado, la verdad es que yo no he sido muy buen cristiano y no me siento habilitado para ser unos de los pocos cristianos que se van salvar de la destrucción del mundo. Así que creo que mi destino será perecer entre la masa de personas que morirán cuando se acabe el mundo sin ir a las bodas del Cordero ni nada por el estilo. Yo no me siento ni me creo entre los elegidos de Dios y realmente pienso que no serán muchos en proporción con el tamaño de la Tierra y de su población. Lo que siento es que muchos pereceremos sin más, jugaremos en otra liga.
    De todas formas las noticias de Siria, las de Corea del Norte, las de guerra del Mar de China…todo se está colocando para una guerra de proporciones descomunales, donde podrán morir millones…¿El ser humano se extinguirá? ¡Quién sabe!

    • Hermano, la biblia declara: Vestíos como escogidos de Dios.
      Si crees en Jesucristo y cada día te esfuerzas para estar En él, aprendiendo a amarle guardando sus mandamientos… entonces la gracia cubrirá tus pecados y serás completamente limpio y perdonado, santificado y justificado, no por tus méritos, sino por aquel que es nuestro sumo sacerdote… el Salvador de aquellos que predestinó para salvación a vida eterna. Si le reconoces y le sigues… entonces eres parte de los que serán levantados por los ángeles segadores antes que la ira de su justicia suene en la primera trompeta.

      Podes acercarte confiadamente al trono de la gracia…

      Abrazo

    • Néstor Crespo. Saludos. Creo que ya has dado un gran paso cuando reconociste tus errores, tus faltas, lo equivocado que estabas y por eso declaras que no te sientes salvo, y es justamente este reconocimiento que nos lleva para la salvación porque clamamos misericordia desde el punto de nuestros equívocos, Es el caso del ladrón que después de reconocer y de confesar todos sus crímenes, girando la cabeza para donde Nuestro Señor estaba, le dice que se recordara de él cuando estuviera en su reino. Y la respuesta vino al segundo: “Hoy mismo estarás conmigo en el Paraíso”.
      Es justamente ese reconocimiento, esa confesión que hace que salgamos de la Justicia y pasemos para la Misericordia, porque mueve la Misericordia del Omnipotente, ya que no puede negar el perdón a quien reconoce que erró y pide Misericordia.
      Es el mismo caso de la Parábola del Hijo Pródigo que sentado al pie de las encinas veía como los cerdos comían las bellotas y se decía que en la casa de su padre estaría mejor y arrepentido se levanta y dice lo que confesaría a su padre cuando le encontrase. Y emprendió la vuelta.
      El padre salía todos los días hasta el alpendre de la mansión para ver si el hijo volvía, hasta que un día, allá lejos, vio lo que podría ser su hijo y salió a su encuentro y porque volvió arrepentido y confesó su falta lo recibió en su casa.
      El reconocimiento del pecado, la aceptación del error, la confesión, el arrepentimiento, mueve la Misericordia y cierra el mecanismo de la Justicia. Esta Justicia son los erros, los equívocos, la falta de reconocimiento y de confesión, no el proceso de condenación del Omnipotente, ya que Él en sí mismo es Misericordia y no Justicia.
      Nos condenamos porque no reconocemos que pecamos, ofendemos, nuestros errores como tales y por tanto no movemos la Misericordia, nos mantenemos en la Justicia y de esta forma nos rechazamos de la Misericordia y nos determinamos por la Justicia que nos confirma en la condenación.
      Que el Omnipotente sea Justo, sea Justicia, sí y sin duda alguna. Pero no ese juez implacable cuyo juicio brota de su mente, de su corazón. El Juicio brota de la falta de reconocimiento que erramos, de la falta de arrepentimiento y esta falta que hace la Justicia y por eso nos condenamos.
      Véase el comportamiento de la Humanidad frente a sus pecados, injusticias, matanzas, matanzas de inocentes, guerras, exterminios, nunca la Humanidad como tal dijo que reconocía sus errores, sus pecados como tales y nunca pidió perdón, misericordia, entonces, esos actos nefandos sin ningún arrepentimiento, funcionan en la dirección de la Justicia y por eso la Humanidad se condena. Dígase lo mismo de los individuos. Todos estos Políticos, estos Gobiernos, estos Generales y militares, todo este Sistema de muerte, todo eso porque carece de cualquier confesión de error y de cualquier arrepentimiento, forman parte de la Justicia y no de la Misericordia y se condenan sin duda alguna. Dígase lo mismo de los Ministros de las Religiones e Iglesias.
      Todo el proceso de mudanza geológica, climática, y etc., es un proceso de la Justicia. Se mueve porque no se muda, no se cambia en la dirección de la Misericordia por el reconocimiento de lo errado. Y así se cumple la Palabra del Altísimo que sin arrepentimiento, sin su confesión, sin que repongamos por la Misericordia el crimen que cometimos, habrá Justicia y es lo que hay como es lo que viene.
      Néstor cálmate. Por lo menos ya estás a camino de la Salvación. Continúa Y adelante. Seamos Felices.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: