Preparemos nuestros cuerpos, nuestras mentes, nuestros espíritus.

Por eso, Ibacache, tal como dices y nosotros que somos algunos vemos y entendemos ya nos estamos preparando, dadas las “coincidencias” todas que allí están.
Todo despacio, pero seguro, se encaja como las ruedas del tren en sus rieles y vamos en dirección de lo planeado, ya anunciado desde tantos siglos.
Quienes nacieron desde 1930 o la generación de los años treinta del siglo pasado, a esa generación, como a quienes nacieron o fueron naciendo en adelante hasta hoy, unos para que vayan entendiendo y asistiendo y así se les sea anunciado, y a otros para que lo vivan en carne y a otros quienes estén dentro o formando parte del comienzo de los Siete Años, pero, todos estos han sido destinados y me refiero a sus espíritus, mentes, consciencia, a mis padres que ya murieron, mas vivieron y algo vieron, parientes, amigos, conocidos durante todos estos años, en el mundo entero, la generación nacida desde 1900 que con sus años participaron de la 1ª, de la 2ª Gran Guerra, de la Guerra Civil Española y más adelante de todas las Revoluciones Políticas, Sociales, Económicas que fueron apareciendo en todas esas décadas y ahora a nosotros, a ti, a mí, a nuestros hijos y familias , a toda esta Humanidad nacida desde 1970 para adelante, se nos ha destinado a asistir, unos más otros menos, mas, a todos, a este Gran Final. Un Final formidable y fantástico que forma una gran Orquesta, cuyo Tema se repite y forma los acordes finales antes de la Gran Conclusión, cuando todo se hace presente, vibra.


Imagino que asistiremos, unos puede que sí, otros puede que no, al Final. Y es esto, Ibacache, que me deja como estático. A mí me gustaría asistir al Final del Final cuando todo explota y de toda esta Humanidad como de todo este Mundo ya no queda más nada y la Coda de la Sinfonía que toca sus primeros acordes que introduce el Tema de la nueva Visión, los nuevos Cielos y la nueva Tierra.
Preparemos nuestros cuerpos, nuestras mentes, nuestros espíritus. Hagamos lo que sintamos que debemos hacer y como hacer, que realmente lo sintamos. Y vamos adelante sin mirar atrás, porque lo que viene después, sin duda será millones de veces mejor a todo lo que dejamos y conocimos, sin duda, pero debemos CREER Y ACEPTAR.
Un saludo grande, Juan Carlos para ti y para tu familia. Para Marcelo Cuadras y familia en Salta. Para Damio y familia en Buenos Aires. Para Manuel y familia en Portugal. Para Iturriaga y familia en Chile.
Para José y Laura y familia en España.
La gran familia comienza a despedirse, a saludarse porque el gran viaje, comienza.
Un recuerdo grande y gracias por nuestro encuentro. Hasta pronto.
Hasta el otro lado del camino. Que el Eterno nos guarde, proteja, nos cubra. Y gracias por todo. Muchas gracias.

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://elsecretodelasestrellas.wordpress.com/2015/08/24/preparemos-nuestros-cuerpos-nuestras-mentes-nuestros-espiritus/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: