Este ángel fuerte o poderoso es el que tiene la labor de dar a conocer todo sobre la Bestia

Estimados amigos de “El secreto de las estrellas”:

Ya es el tiempo que se conozca algo sobre el ángel fuerte o poderoso, el cual tiene en su mano un librito abierto y clama a gran voz ¡los siete truenos o siete mensajes que salen de su boca!

“Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego.”(Apocalipsis 10:1)

“Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el MAR,
, y el izquierdo sobre la TIERRA;”(Apocalipsis 10:2)

“Su pie derecho sobre el MAR”(Ap.10:2)
“Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del MAR una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo.”(Ap.13:1)

“y el izquierdo sobre la TIERRA;”(Ap.10:2)
“Después vi otra bestia que subía de la TIERRA; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón.”(Ap.13:11)

Este ángel fuerte o poderoso es el que tiene la labor de dar a conocer todo sobre la Bestia que sube del MAR (Ap.13:1) y de la otra Bestia que sube de la TIERRA (Ap.13:11). Por eso es que pone, de manera simbólica, su pie derecho sobre el MAR (Ap.10:2) y su pie izquierdo sobre la TIERRA (Ap.10:2).

Sigamos…

“y clamó a gran voz, como ruge un león; y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces.” (Apocalipsis 10:3)

El número 7 indica plenitud y perfección. Son 7 mensajes con una revelación completa (como el mensaje a las 7 iglesias).

“Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas.” (Apocalipsis 10:4)

Con este pasaje, de Ap. 10:4, queda muy claro que lo dicho por los siete truenos no está escrito dentro del libro de Apocalipsis. Sin embargo, el misterio de los siete truenos debe revelarse antes de que el séptimo ángel toque su trompeta, porque “Dios nunca hace algo sin antes anunciarlo a sus siervos los profetas.”(Amós 3:7)

“El ángel que se había detenido sobre el mar y sobre la tierra levantó al cielo su mano derecha, y juró por Dios que diría la verdad. Dijo: «Dios ya no esperará más. Cuando el séptimo ángel toque su trompeta, Dios hará todo lo que había planeado y mantenía en secreto. Hará todo lo que ya había dicho a sus servidores los profetas.» Y el ángel juró por el Dios que vive para siempre y que creó el universo.”(Apocalipsis 10:5-7)

Con su mano levantada hacia el cielo, la morada de Dios, el ángel pronuncia una solemne declaración bajo juramento. El hecho de que en este punto el ángel jura por Dios, es una evidencia más de que este ángel no es el Mesías Yahshua. El Hijo de Dios solo puede jurar por Él mismo, porque “no tiene ningún nombre mayor que el suyo por el cual jurar”(Génesis 22:16:17 y Hebreos 6:13).

“y le dijo: Como has hecho esto, y no me has negado a tu único hijo, juro por mí mismo afirma el Señor que te bendeciré en gran manera, y que multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena del mar. Además, tus descendientes conquistarán las ciudades de sus enemigos.”(Génesis 22:16:17)

“Mirad lo que ocurrió en el caso de Abraham: Cuando Dios le hizo la promesa, como no había ningún nombre mayor que el suyo por el cual jurar, juró por sí mismo.”(Hebreos 6:13)

Algo más para profundizar y meditar…

Al ángel que aparece en esta escena se le describe como otro ángel fuerte y debido a otros detalles gráficos de su apariencia y de su poder, muchos creen que este ángel es en efecto el Señor Yahshua. Esta interpretación es errónea porque el Mesías nunca aparece como un ángel en Apocalipsis.

El texto también provee evidencia de que se trata de un ángel santo a quien Dios le ha concedido gran poder y autoridad. Por ejemplo, de él se dice que Juan lo vio descender del cielo y en la Biblia no existe indicio alguno de que Cristo venga a la tierra antes que mueran los dos Testigos de Apocalipsis 11:1-14.

El hecho de que este ángel tenga gran poder y autoridad no representa un caso único. También en Apocalipsis 18:1 se menciona a otro ángel poderoso. De hecho, a través del Libro de Apocalipsis hay varias instancias en las que ángeles actúan con poder y autoridad como ministros de Dios, tanto para ejecutar juicio sobre los malvados, así como para brindarles protección a los justos.

La postura en la que Juan ve a este ángel es por demás imponente y evidencia su gran autoridad, ya que pone su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra. Obviamente, esto significa que este ángel tiene poder y autoridad sobre todo el globo terráqueo. Sin embargo, el hecho relevante al cual Juan le da mayor importancia es que este ángel tenía en su mano un librito abierto. A diferencia del libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos de Apocalipsis 5:1, este otro libro es de tamaño pequeño y ya está abierto.

El clamor estruendoso del ángel, el cual se describe como cuando ruge un león, es seguido por las voces de siete truenos, las cuales, evidentemente añaden a la revelación, pero que a Juan no se le permitió registrar por escrito su contenido. A pesar de que el propósito principal de las visiones dadas a Juan fue que escriba lo revelado, en este caso en particular el mensaje es solamente para conocimiento de él y no se le permite divulgarlo. En este contexto, sellar las cosas que los truenos han dicho significa no darlas a conocer.

“Mirad lo que ocurrió en el caso de Abraham: Cuando Dios le hizo la promesa, como no había ningún nombre mayor que el suyo por el cual jurar, juró por sí mismo.”(Hebreos 6:13)

Y la frase “Dios ya no esperará más” significa que el tiempo disponible se ha agotado y que lo que habrá de ocurrir, ocurrirá sin más demora.

En esos días en que se oiga la voz del séptimo ángel, lo declarado por Dios a los profetas entrará en la fase final de su consumación.

“La voz que oí del cielo habló otra vez conmigo, y dijo: Ve y toma el librito que está abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra.”(Apocalipsis 10:8)

“Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y él me dijo: Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel.”(Apocalipsis 10:9)

“Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre.”(Apocalipsis 10:10)

Lo que le aconteció al apóstol Juan fue muy similar a lo del profeta Ezequiel (2:8-10; 3:1-4) quien también tuvo que “comer” un libro y le fue dulce en su “boca”. Pero aquí, en Apocalipsis 10, se agrega que después de lo dulce que es conocer la VERDAD, viene lo amargo de saber que a los hijos del Diablo no les interesa conocer el cumplimiento de las Profecías de Dios.

Este librito, que contiene siete truenos, revela siete mensajes que son tan dulce como la miel (Salmos 19:10); pero la resistencia que muestran los hijos del Diablo al no querer “alimentarse” de la Bendita Palabra produce un sabor amargo.

Y por último, lo siguiente…

EXÉGESIS de la palabra ángel :

En este contexto de la sexta trompeta y el segundo ay dice: “Y vi descender del cielo a otro ángel fuerte”; aquí hay algo que aprender, aquí aparece la palabra “ángel” como un sustantivo no de naturaleza sino de oficio. Es decir, “ángel” significa el oficio de mensajero. No se refiere a la naturaleza angélica de los ángeles celestiales, sino al oficio de mensajero. Entonces la palabra “ángel” es una palabra que designa un oficio y a veces se le aplica a los hombres.

Si vamos al original griego, cuando el Señor mandó a los apóstoles, se dice: “Y envió mensajeros (ángeles) delante de él… (a los samaritanos)”, esos apóstoles enviados son llamados ángeles también en la Biblia, de modo que la palabra “ángel” no se refiere solamente a personas celestiales sino también a mensajeros. Es un nombre que denota el oficio de mensajero. Por lo tanto puede aplicarse a hombres o puede aplicarse a ángeles, arcángeles, a serafines, a querubines. Y también puede aplicarse al propio Hijo de Dios; de hecho se aplica al Hijo de Dios.

El término ángeles se aplica a hombres en varios textos bíblicos, como por ejemplo, en Job 1:14; 1 Samuel 11:3; Hageo 1:13; Malaquías 2:7; 3:1; Mateo 11:10; Marcos 1:2; Lucas 7:24; 9:52; Gálatas 4:14.

El ángel fuerte o poderoso de Ap.10:1 se refiere a un hombre.

Bendiciones!
Marcelo Cuadras

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://elsecretodelasestrellas.wordpress.com/2015/07/06/este-angel-fuerte-o-poderoso-es-el-que-tiene-la-labor-de-dar-a-conocer-todo-sobre-la-bestia/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Yo, personalmente, Marcelo, confieso que ya entregué las botas, porque lo que sé comparado con lo que se ve, ya no vale más la pena de decir nada. Es esperar el choque y ver como nos escapamos y si no hay escape, ver como nos morimos. Realmente estamos fritos y muy bien fritados.
    Y si así es repito lo que los Romanos decían cuando tenían los Bárbaros en la Frontera, sin esperanza alguna de vuelta:
    “Comamos y bebamos que mañana nos moriremos”
    Saludos.

  2. Ánimo Juan Carlos! que lo que nos espera es la Vida Eterna. No pensemos en el choque ni en el escape, tampoco en cómo moriremos, porque todo esto no es comparable con la Gloria que recibiremos. Amén.
    Un abrazo fraternal en nuestro Dios y Salvador Yahshua.
    Marcelo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: