El cumplimiento de la Segunda Venida de Jesuscristo o de YahuSha, ¿es para ahora o es para el final de ese milenio del tercer día?

Damio. Desearía y mucho conversar contigo, pero no es posible. Leí tu artículo último sobre los DÍAS o mejor sobre los DOS MIL AÑOS que ya se han cumplido conforme las Profecías de Daniel, Oseas, Cartas de Paulo, Apocalipsis de Juan.
El TERCER DÍA o sea el año que corresponde al tercero de esos tres mil años, dos de los cuales ya se fueron y ahora entramos en el último, comenzó el 11 de Septiembre de 2001 con el derrumbe de las Torres. Quiere decir que estamos a 15 años del tercer milenio o sea del ÚLTIMO DÍA.
Mi pregunta, Damio. El cumplimiento de la Segunda Venida de Jesuscristo o de YahuSha,
¿Es para ahora o es para el final de ese milenio del tercer día?
Porque si es para el final quedan unos 985 años todavía para el cumplimiento de los mil años o del tercer día.
Si reducimos todo a horas, entonces, más o menos resulta así:
Se han pasado ya 15 horas y nos quedan 9 horas. Que por el cálculo nos llevan a 985 años nuestros. O sea: nueve siglos, más 85 años.
¿Me explico?
Damio. No hay manera, a mi parecer, de que esta Humanidad de la manera como está, pueda soportar nueve siglos más, porque, entonces, esta propia Humanidad acabaría radicalmente con el Planeta y se puede decir, sin dudas, con casi toda la Creación.
Si en apenas 100 años ya ha hecho lo que hizo, ¿imagina en 900?

6-11


Por eso. No es una duda de la Venida o no, es una confirmación de que esa Venida debe ser casi que ahora, en comparación, algunos minutos, digamos, entre 2020 y 2026 que sumando, en comparación, 2015 más nueve, nos llevarían aproximadamente entre esa fecha.
Tu artículo abre una prospección interesantísima, porque nos pone frente a una realidad apenas de minutos, caso sea ahora. Y si no es ahora, es, digamos para 900 años, entonces, Damio toda la Profecía y toda la Sagrada Escritura y la Persona de Jesucristo, todos, como tales, se van para el espacio.
Hago la pregunta por la importancia del artículo y también por la importancia de esta Profecía que me parece no puede esperar más mil años para su cumplimiento y si no puede, entonces, es para ya. Y ya, significa ahora, más unos añitos, a mi manera de ver y de entender, no pasaremos de 2020 en blancas nubes. A esto lo tengo pero muy claro.
Sólo desearía tu parecer, tu palabra, ya que tu fuiste quien escribió este artículo y nos pasó esta prospección, para que se tenga una especie, digamos, de confirmación y NOS PREPAREMOS MUY BIEN PREPARADOS PORQUE ESTAMOS A MINUTOS DEL FIN.
Deseo saludarte y agradecerte por lo que has escrito. Lo que expones es realmente fantástico. Sólo desearía de ti una respuesta a esta pregunta.
En la respuesta puedes citar mi nombre y, creo, usar la Web para que todos la leamos y entendamos mejor.
Damio. Gracias

Nota de José. Amigo Juan Carlos, si lees con atención el artículo de Damio, verás que dice en el tercer día, y se entiende que debe ser en los principios, no al final de los mil años, pues los mil años son con Jesús, Él debe haber bajado del cielo para poder vivir con nosotros el milenio, luego es para ahora.

Otra vez los “Desde el Sur”. A mí personalmente no me gustan estos comentarios que ponen a esta presente Web en jeque mate, como si lo que aquí se dice o decimos porque es José y nosotros que lo decimos, la Web como un todo, que en el Apocalipsis se revela la resurrección del sexto Papa a contarse desde el Tratado de Letrán por Pio XI y Mussolini en 1929, y se refiere a Juan Paulo II, un Papa que murió hacen exactos 10 años. ustedes los “Desde el Sur” confirman, reafirman, repiten que eso es un engaño y que aceptar eso puede llevar las almas a la perdición y que la Web contribuiría para la condenación de las almas.
Relean otra vez el parágrafo que ustedes “Desde el Sur” escribieron.
Yo me quedo pero pasado y hasta con rabia, ver estos “Desde el Sur” afirmar cosas que van sí contra la Escritura o Apocalipsis, porque el Apocalipsis habla y habla sin dudas que el sexto Papa que fue Juan Paulo II que murió en 2005 resucitará y será el octavo y aquí es lo que decimos. Si ustedes los “Desde el Sur” no aceptan no creen esto, entonces, no citen la Web, no comprometan a otros con la Fe de ustedes o la forma de ustedes de ver la Profecía o interpreten el Apocalipsis que es más claro que el agua, pero, ustedes, ustedes no creen, !oh rayos!.
¿Por qué no ponen la cara? Yo, Juan Carlos, José, Damio, Juan Carlos Ibacache, todos ponemos la cara, sólo ustedes los sabidos, los creyentes, los únicos que tienen y cargan la Fe por entera, no la ponen.
¿Quién es este o esta que escribe con el pseudónimo de “Desde el Sur”? A ver si usted que escribe sea más hombre o más mujer y diga quien es usted. Diga su nombre para sabernos con quien estamos conversando. Yo mismo ya pedí a José que borre todos los comentarios de los “Desde el Sur”, pero, él no quiere.
A ver si con esto se tocan o se dan por tocados.
Caramba. Nunca nadie aquí y ni mucho menos la Web, pone en jeque la Fe o la Escritura. Juan Pablo II resucitará, sí, porque es el Apocalipsis que lo dice. Y resucitará por obra Luciferina y no Divina. Porque es el Apocalipsis que lo dice, no nosotros, nadie de nosotros y ni la Web como Web.
¡Oh rayos!

Juan Carlos

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://elsecretodelasestrellas.wordpress.com/2015/04/16/el-cumplimiento-de-la-segunda-venida-de-jesuscristo-o-de-yahusha-es-para-ahora-o-es-para-el-final-de-ese-milenio-del-tercer-dia/trackback/

RSS feed for comments on this post.

13 comentariosDeja un comentario

  1. Juan Pablo segundo jamas va a resucitar

    • Si tu, Oscar Albillo Labarra, afirmas categóricamente que Juan Pablo II, sexto Papa, según la nomenclatura de los Reyes a contarse desde el Tratado de Letrán firmado entre el Papa Pio XI y Benito Mussolini en 1929 y que en el Libro del Apocalipsis capitulo 17, versículos 10, 11, 12, 13 expresa claramente que justamente ese Papa que corresponde al sexto, resurgirá del Abismo y después de resurgir será el octavo, porque el séptimo que fue el Papa Benedicto XVI habrá durado poco tiempo y quien sea Papa después de ese séptimo le pasará la Autoridad y el Poder que es el actual Francisco, por tu afirmación sin base de nada contra tal prueba, contradices todo el Apocalipsis que al final es un Livro que vale infinitamente más que tu.
      Entonces, siendo así, te voy a pedir que cuando hagas un raciocinio, cuando emitas un juicio sobre lo que sea, primero te informes, segundo pienses en base de la información y tercero que concluyas con sentido crítico para que quien te lea o sobre quien de alguna forma caerá tu respuesta o decisión, pueda tener una respuesta y decisión que aparezca como inteligente, al menos, inteligente que es lo mínimo que se le puede pedir a alguien: que sea inteligente.
      Porque esa respuesta tuya: “Juan Pablo segundo jamás va a resucitar”, conforme a toda la información que se tiene, conforme a quien lo dice, conforme en donde se dice, conforme a todo el tiempo que se ha pasado desde que fue dicho hasta el presente y que encaja lo que dice con lo que la Historia muestra que ha pasado, entonces, realmente, Oscar Albillo Labarra, todavía no has conseguido pasar la edad de la razón que son los treinta años. Psicológicamente todavía estás en la adolescencia.
      A ver si madureces, creces y apareces.
      Gracias.

  2. Hola José:

    Sinceramente estamos muy ocupados y por dos razones es que hemos dejado espacio.

    1) Porque nos pediste que dejáramos lugar a otros comentaristas, cosa que hicimos.

    2) Porque así como respetamos a todos los que conforman tu sitio “El secreto de las Estrellas”, corresponde por parte de cada exponente la misma actitud.

    Hace dos días resurgió un punto con el cual no compartimos y lo dejamos claramente explicado , porque seguramente si hace cinco años que compartimos , somos de alguna manera conocidos y has sido vos el que nos puso el adjetivo “mis amigos del sur”, que sinceramente nos resulto agradable y eso fuimos y eso somos.

    En estos términos planteados no compartimos ni comulgamos porque esto no es de hoy, fue justamente hace un año y nadie está autorizado a faltarnos el respeto y pedir que sean borrados nuestros comentarios porque ninguno de ellos atenta contra tu trabajo o esta web o decimos algo que pueda perjudicar a alguien o algo.

    El resto no pensamos decir nada porque queda muy claro quién es quién y de que se trata y sinceramente, es lamentable Y GRAVÍSIMO desde nuestro punto de vista..

    Para que no queden ningún tipo de dudas y nos hacemos cargo:
    NOSOTROS NO INTEPRETAMOS ESOS VERSÍCULOS CITADOS COMO LA RESURRECCIÓN DE UN PAPA O EX PAPA MUERTO EN EL AÑO 2005. Y NADIE VA A IMPONERNOS UNA INTERPRETACIÓN QUE NO COMPARTIMOS, SEA QUIEN SEA.

    Porque está escrito: que cualquiera que tome una marca va a muerte eterna. Y es muy serio.

    Muchísimas gracias y nuestros mejores deseos a tu vida y a toda la familia planetaria de Nuestro Señor.

    Desde el Sur , tus amigos del sur. (2001) 2010-2015. Hasta siempre

  3. El mensaje de los tres ángeles:

    A cada hombre (sea un varon o sea una mujer)

    Y los que adoran a la bestia y a su imagen, no tienen reposo día ni noche, ni cualquiera que tomare la marca de su nombre.

    Apocalipsis 14 y 16.

  4. 2007, 2011, 22-3-2015…

  5. Yo que aquí leo y comento todavía no sé quien es o quienes son eses o esas de “Desde el Sur”. Es una sociedad de amigos. Es un clan. Es una secta. Es un grupo de pesquisadores. De Intelectuales. O amantes de cosas extrañas como fenómenos extraterrestres. Porque hasta ahora no han dicho nada.
    Aquí hasta ahora lo que falta es inteligencia y sentido crítico. Sin eso mejor es callarse.

    • Sí sr.. Juan Carlos nos callaremos, pero no porque ud lo diga sino porque deberá pedir perdón publicamente y en esta web “El secreto de las estrellas” y hacerse cargo de todas las calificaciones y juicios emitidos desde el 2014 hasta la fecha.

      Lo único que le faltaba es llamarnos secta y adoradores de extraterrestres., no se le ocurre, algo más?

      Y para su información hemos leído muchísimo de sectas y es justamente el problema cuando se expone “el jefe” y no compartir sus interpretaciones, mandatos o manipulaciones psicológicas.

      Así quedó bien claro.

  6. Juan Carlos Sorry por decir esto pero quieres fundar tu propia Iglesia? o que onda? no dejas que tenga uno el Dercho Divino que es la libertad; cuando tratas de inculcar una creencia tuya a otro ser humano simplemente haces lo mismo que cualquier otra iglesia catolica evangelica musulman etc que es degradar el derecho divino de ser libres (y que tratar mal a Oscar diciendo “A ver si madureces, creces y apareces”) Que no estaras cayendo en el Fariseismo? con ese mismo sistema fue crucificado YAHUSHA
    Tu mas que nadie sabes que lo tuyo de Juan Pablo II no es procecia no es interpretacion es “Especulacion” (que viste en un video de youtube en ingles si gustas te doy el link) a eso mas que tu sabes a eso se le llama profecia escatologica que es, puede que si suceda puede que no y los veraderos profetas de YAHUAH nunca se equivocan
    Yo por eso solo los leo pero trato de no meterme pero cuando a otros seres de YAHUAH se les trata mal ahi si que tengo que dar mi opinion

    Espero y recapacites y hagas las cosas segun YAH

    Bendiciones y que estes bien

  7. EPISTOLA DE SAN BERNABE

    Los dos caminos

    (Epístola de Bernabé, 1-20)

    Dos caminos hay de doctrina y de poder: el de la luz y el de las tinieblas.

    Pero grande es la diferencia entre los dos caminos, pues sobre uno están establecidos los ángeles de Dios, portadores de luz, y sobre el otro, los ángeles de satanás.

    Uno es Señor desde siempre y por siempre, y el otro es el príncipe del tiempo presente de la iniquidad.

    El camino de la luz es éste.

    Si alguno quiere seguir su camino hacia el lugar fijado, apresúrese por medio de sus obras.

    Ahora bien, el conocimiento que nos ha sido dado para caminar en El es el siguiente:

    Amarás al que te creó, temerás al que te formo, glorificarás al que te redimió de la muerte.

    Serás sencillo de corazón y rico de espíritu.

    No te juntarás con los que andan por el camino de la muerte, aborrecerás todo lo que no es agradable a Dios, odiarás toda hipocresía, no abandonarás los mandamientos del Señor.

    No te exaltarás a ti mismo, sino que serás humilde en todo.

    No te arrogarás gloria para ti mismo.

    No tomarás determinaciones malas contra tu prójimo, ni infundirás a tu alma temeridad.

    No fornicarás, no cometerás adulterio, no corromperás a los jóvenes.

    Cuando hables la palabra de Dios, que no salga de tu boca tergiversada, como hacen algunos.

    No harás acepción de personas para reprender a cualquiera de su pecado.

    Serás manso, serás tranquilo, serás temeroso de las palabras de Dios que has oído.

    No guardarás rencor a tu hermano.

    No vacilarás sobre las verdades de la fe.

    No tomes en vano el nombre de Dios (Ex 20, 7). Amarás a tu prójimo más que a tu propia vida.

    No matarás a tu hijo en el seno de la madre, ni una vez nacido le quitarás la vida.

    No dejes sueltos a tu hijo o a tu hija, sino que, desde su juventud, les enseñarás el temor del Señor.

    No serás codicioso de los bienes de tu prójimo, no serás avaro.

    No desearás juntarte con los altivos; por el contrario, tratarás con los humildes y los justos.

    Los acontecimientos que te sobrevengan los aceptarás como bienes, sabiendo que sin la disposición de Dios nada sucede.

    No serás doble ni de intención ni de lengua.

    Te someterás a tus amos, como a imagen de Dios, con reverencia y temor.

    No mandes con dureza a tu esclavo o a tu esclava, que esperan en el mismo Dios que tú, no sea que dejen de temer al que es Dios de unos y otros; porque no vino Él a llamar con acepción de personas, sino a los que preparó el Espíritu.

    Compartirás todas las cosas con tu prójimo, y no dirás que son de tu propiedad; pues si en lo imperecedero sois partícipes en común, ¡cuánto más en lo perecedero!

    No serás precipitado en el hablar, pues red de muerte es la boca.

    Guardarás la castidad de tu alma.

    No seas de los que extienden la mano para recibir y la encogen para dar.

    Amarás como a la niña de tus ojos (Dt 32, 10) a todo el que te habla del Señor.

    Día y noche te acordarás del día del juicio, y buscarás cada día la presencia de los santos [los demás cristianos], bien trabajando y caminando para consolar por medio de la palabra, bien meditando para salvar un alma con la palabra, bien trabajando con tus manos para rescate de tus pecados.

    No vacilarás en dar, ni cuando des murmurarás, sino que conocerás quién es el justo remunerador del salario. Guardarás lo que recibiste, sin añadir ni quitar nada (Dt 12, 32).

    Aborrecerás totalmente el mal.

    Juzgarás con justicia.

    No serás causa de cisma, sino que pondrás paz y reconciliarás a los que contienden. Confesarás tus pecados. No te acercarás a la oración con conciencia mala.

    Éste es el camino de la luz.

    El camino del «demonioo» es tortuoso y está repleto de mal, pues es un camino de muerte eterna en medio de tormentos, en el que se halla todo lo que arruina al alma:

    Idolatría, temeridad, arrogancia de poder, hipocresía, doblez de corazón, adulterio, asesinato, robo, soberbia, transgresión, engaño, maldad, vanidad, hechicería, magia, avaricia, falta de temor de Dios.

    Perseguidores de los buenos, aborrecedores de la verdad, amantes de la mentira, desconocedores del salario de la justicia, no concordes con el bien ni con el juicio justo, despreocupados de la viuda y del huérfano, no vigilantes para el temor de Dios, sino para el mal, alejadísimos de la mansedumbre y de la paciencia, amantes de la vaciedad, perseguidores de la recompensa, despiadados con el pobre, indolentes ante el abatido, inclinados a la calumnia, desconocedores del que los ha creado, asesinos de niños, destructores de la obra de Dios, que vuelven la espalda al necesitado, que abaten al oprimido, defensores de los ricos, jueces injustos de los pobres, pecadores en todo.

    Fe y conocimiento.

    …He creído que debía ponerme a escribiros algo aunque fuera brevemente, a fin de que juntamente con vuestra fe tengáis conocimiento perfecto.

    Pues bien, tres son las doctrinas del Señor:

    la esperanza de vida, principio y fin de vuestra fe; la justicia, principio y fin del juicio, y la caridad, principio de tranquilidad y de alegría, así como testimonio de las obras de justicia.

    Porque, en efecto, el Señor nos dio a conocer por medio de los profetas el pasado, y el presente, dándonos además un anticipo del goce de lo por venir.

    Y viendo que todo se va cumpliendo como Él lo dijo, deber nuestro es adelantar, con Espíritu más generoso y levantado, en su temor.

    En cuanto a mí, no como maestro, sino como uno de vosotros, voy a declararos unas pocas cosas que os puedan dar consuelo en el momento presente.

    Porque los días son malos, y el Activo tiene el poder en sus manos, y por tanto nosotros debemos atender a nosotros mismos y buscar las justificaciones del Señor.

    Ahora bien, en ayuda de nuestra fe vienen el temor y la paciencia, y nuestros aliados son la magnanimidad y la continencia. Mientras tengamos estas virtudes santamente en el Señor, tendremos juntamente con ellas el gozo de la sabiduría, la inteligencia, la ciencia y el conocimiento…

    ¿Qué dice el conocimiento?

    Aprendedlo: Esperad —dice—, en el que se os ha de manifestar cuando venga en la carne, Jesucristo.

    Porque el hombre no es más que tierra que sufre, ya que Adán fue modelado de la faz de la tierra.

    Pues bien, ¿qué quiere decir Entrad en la tierra que mana leche y miel»?

    Bendito sea nuestro Señor, hermanos, porque nos ha dado la sabiduría y la inteligencia de sus secretos.

    Porque el profeta habla del Señor en forma de parábola.

    ¿Quién lo entenderá, sino el sabio e instruido y el que ama a su Señor?

    Significa pues aquello que el Señor nos renovó con el perdón de los pecados, haciéndonos de nuevo con un nuevo molde, hasta el punto de que nuestra alma es como de niños, pues realmente Él nos ha modelado de nuevo…

    El Nuevo Testamento nos muestra la invalidez del antiguo testamento.

    El Señor por medio de todos sus profetas ha puesto de manifiesto que no tiene necesidad ni de sacrificios ni de holocaustos ni de ofrendas, diciendo en cierta ocasión:

    «¿Qué se me da a mí de la multitud de vuestros sacrificios? —Dice el Señor—.

    Estoy harto de holocaustos, y no quiero la grasa de vuestros corderos ni la sangre de vuestros toros y machos cabríos… No soporto vuestros novilunios y vuestros sábados» (Is 1, 11ss).

    El Señor invalidó todo esto a fin de que la nueva ley de nuestro Señor Jesucristo, que no está sometida al yugo de la necesidad, tuviera una ofrenda no hecha por mano de hombre.
    Dios, en efecto, en otro lugar:

    « ¿Acaso fui yo el que mandé a vuestros padres cuando salían de la tierra de Egipto que me ofrecieran holocaustos y sacrificios?

    Más bien lo que les mandé fue que ninguno guardara en su corazón rencor maligno contra su prójimo y que no fuerais amantes del perjurio » (cf. Jer 7, 22; Zac 8, 17; 7, 10).

    No hemos de ser, pues, insensatos, sino comprender la sentencia de bondad de nuestro Padre, que nos habla manifestando que no quiere que nosotros, extraviados como aquellos, busquemos todavía cómo acercarnos a El… En otra ocasión les dice a este respecto:

    «¿Para qué me ayunáis—dice el Señor—de modo que en este día sólo se oye la gritería de vuestras voces?

    No es este el ayuno que yo prefiero, dice el Señor, no es la humillación del alma del hombre.

    Ni aun cuando doblarais vuestro cuello como un aro, os vistierais de saco y os revolcarais en la ceniza, ni aun así penséis que vuestro ayuno es aceptable» (Is 58, 4-5).

    A nosotros empero nos dice: «He aquí el ayuno que yo prefiero—dice el Señor—:

    Desata toda atadura de iniquidad, disolved las cuerdas de los contratos por la fuerza, deja a los oprimidos en libertad y rompe toda escritura injusta.

    Comparte tu pan con el hambriento, y si ves a uno desnudo, vístele.
    Acoge en tu casa a los sin techo, y si ves a uno humillado no le desprecies, siendo de tu propio linaje y de tu propia sangre… Entonces clamarás, y Dios te oirá, y cuando la palabra está todavía en tu boca te dirá:

    Aquí estoy, con tal de que arrojes de ti la atadura, y la mano levantada, y la palabra de murmuración y des con toda tu alma el pan al hambriento y tengas compasión del alma humillada» (Is 58, 6-10).

    Hermanos, viendo de antemano el Señor magnánimo que su pueblo, que Él se había preparado en su Amado, había de creer con sencillez, nos manifestó por anticipado todas estas cosas, para que no fuéramos a estrellarnos, como prosélitos, en la ley de aquellos.

    …No os asemejéis a ciertos hombres que no hacen sino amontonar pecados, diciéndoos que la alianza es tanto de ellos como vuestra.

    Porque es nuestra, pero aquellos, después de haberla recibido de Moisés, la perdieron absolutamente…

    Volviéndose a los ídolos la destruyeron, pues dice el Señor: «Moisés, Moisés, baja a toda prisa, porque mi pueblo, a quien saqué yo de Egipto, ha prevaricado» (cf. ÉX 32, 7; 3, 4; Dt 9, 12).

    Y cuando Moisés lo comprobó, arrojó de sus manos las dos tablas, y se rompió su alianza, para que la de su amado Jesucristo fuera sellada en nuestro corazón con la esperanza de la fe en El.

    En cuanto a la circuncisión, en la que ellos ponen su confianza no tiene valor alguno.

    Porque el Señor ordenó la circuncisión, pero no de la carne.
    Pero ellos transgredieron el mandato porque el ángel malo los enredó. Díteles a ellos el Señor: a Esto dice el Señor vuestro Dios: no sembréis sobre las espinas, circuncidaos para vuestro Señor» (Jer 4, 3).

    Además, ¿qué quiere decir: «Circuncidad la dureza de vuestro corazón, y no endurezcáis vuestra cerviz»?

    Y en otro lugar dice: «…Todas las naciones son incircuncisaS en su prepucio, pero este pueblo tiene incircunciso el corazón» (Jer 9, 25).

    Objetarás: La circuncisión es en este pueblo como un sello. Pero te contestaré que también los sirios y los árabes y todos los sacerdotes de los ídolos se circuncidan…

    Nuestra salvación en Cristo

    El Señor soportó que su carne fuera entregada a la destrucción para que fuéramos nosotros purificados con la remisión de los pecados, que alcanzamos con la aspersión de su sangre.

    Sobre esto está escrito aquello que se refiere en parte a Israel y en parte a nosotros, y dice: «Fue herido por nuestras iniquidades y quebrantado por nuestros pecados: con sus heridas hemos sido sanados. Fue llevado como oveja al matadero y como cordero estuvo mudo delante del que le trasquila» (Is 53, 5-7).

    Por esto hemos de dar sobremanera gracias al Señor, porque nos dio a conocer lo pasado, nos instruyó en lo presente y no nos ha dejado sin inteligencia de lo por venir… Por esto justamente se perderá el hombre que, teniendo conocimiento del camino de la justicia, se precipita a si mismo por el camino de las tinieblas.

    Y hay más, hermanos míos: el Señor soportó el padecer por nuestra vida, siendo como es Señor de todo el universo, a quien dijo Dios desde la constitución del mundo:

    «Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza» (Gén 1, 26).

    ¿Cómo soportó el padecer por mano de hombres?

    Aprendedlo:

    Los profetas profetizaron acerca de Él, habiendo recibido de Él este don:

    Ahora bien, Él , para aniquilar la muerte y mostrar la resurrección de entre los muertos, soportó la pasión, pues convenía que se manifestara su condición carnal.

    Así cumplió la promesa hecha a los padres, y se preparó para sí un pueblo nuevo, mostrando, mientras vivía sobre la tierra, que Él había de juzgar una vez que haya realizado la resurrección.

    En fin, predicó enseñando a Israel y haciendo grandes prodigios y señales, con lo que mostró su extraordinario amor.

    Se escogió a sus propios apóstoles, que tenían que predicar el Evangelio, los cuales eran pecadores con toda suerte de pecados, mostrando así que «no vino para llamar a los justos, sino a los pecadores» (Mt 9, 13): y entonces les manifestó que era Hijo de Dios.

    Porque, en efecto, si no hubiera venido en la carne, los hombres no hubieran podido salvarse viéndole a Él, ya que ni siquiera son capaces de tener sus ojos fijos en el sol, a causa de sus rayos, el cual está destinado a perecer y es obra de sus manos.

    En suma, para esto vino el Hijo de Dios en la carne, para que llegase a su colmo la consumación de los pecados de los que persiguieron a muerte a sus profetas: por esto soportó la pasión.

    EPISTOLA DE SAN BERNABE

  8. “LAST DAYS PROPHECIES UNSEALED”

  9. Hola hermanos, cómo está todo?

    Me alegra mucho que estos artículos les sirvan de algo para la fe. Me pone muy bien que los acepten. Le debo este espacio a José que me permite compartir esto. Gracias José!

    Comenzaré con el art. 013 cuando me descongestione de trabajo. Tengo muchas ganas de escribir.

    Hola Juan Carlos, sobre aquello que me preguntas, es así como José te responde en la nota. Así pienso; Este es el principio del tercer día, y ya viene el tiempo de la gran transición. Casi que no hay tiempo para nada, porque hay tanta incredulidad, incluso dentro de la iglesia verdadera, que la preparación será insuficiente para los días que se avecinan. Pero de igual manera hay que trabajar duro para salvar a los que mas se pueda!
    Cristo vendrá en el principio del 3er día! Y practicamente no falta nada…

    Algunos que leen esto automaticamente lo descreen, piensan que estamos locos, incoherentes, chiflados de la cabeza, fanatizados de la biblia. Pero esto es tan importante y tan real como necesitar que el aire entre en los pulmones, es indispensable para seguir en pie.

    Lei todos los comentarios de hoy, de Los “Desde el Sur”, de Jorge TX y tus respuestas. Mi opinión al respecto?
    Amiguemonos, calmemos las aguas, porque hay mucho por decir, por discutir, por aprender juntos.

    Pero a lo que se refiera a defender el evangelio, seamos celosos, defendamos la verdad. Como lo hice cuando discutia con respeto con la Sra Carolina, quién nunca más me repondió las últimas preguntas. Seguro que sigue leyendo… Pero ha desaparecido de los comentarios.

    Y… desde el Sur… Cual es el motivo por el cual no quieren darse a conocer? Por temor? Miedo? Es entendible que hay temas que se exponen aquí que son algo peligrosos… Es por eso? Pero si se lo explican a Juan Carlos, no seria malo.

    Bueno… Mis saludos a los hermanos en la fe.

    Saludos!

    Damio.

  10. Hola Damio:

    No está bien planteada tu pregunta, con respecto a nosotros “los amigos del sur” . Y lo hemos dejado debidamente aclarado. No somos nosotros los que debemos dar puntualmente ninguna explicación, y si se diera lo que hemos pedido, sin duda se aclararan muchas cosas.

    Gracias y Hasta siempre.

  11. estoy convencido al 100 por cien que Juan Pablo jamas va resucitar jaja


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: