Profesión de Fe de el Secreto de las Estrellas.

Profesión de Fe

“CREO en un solo Dios, Padre Omnipotente, Creador de cielos y tierra y de todos los mundos visibles e invisibles, de todas las criaturas inteligentes con o sin cuerpos físicos,  donador de la Vida, en quien toda la Creación es y existe formando su Reino, se manifiesta su Poder y se constituye su Gloria, desde y para toda eternidad.

CREO en Dios Hijo: Unigénito, generado por el Padre, desde siempre. No creado. Presente junto al Padre en el momento de la Creación, por y para Quien toda la Creación fue hecha, desde sus entrañas, pura e inocente.

CREO que es Quien, mediante su Misericordia, gobierna con justicia toda la Creación visible e invisible que así la conduce, por amor a su Padre.

CREO que es la manifestación de toda la Luz y todo el Amor del Padre, por Quien: conocemos, vemos y vamos al Padre, no existiendo, mediador o mediadora; intercesor o intercesora entre los seres: inteligentes, físicos como espirituales como entre toda la Creación que intercedan ante el Padre, según las Escrituras .

CREO que por amor a su Padre se ofreció libremente por: su Encarnación, su Nacimiento, su Bautismo, su Vida, su Pasión, su Muerte y su Resurrección, para pagar a la Justicia del Padre la deuda del Pecado contraída por la Humanidad, transformando todos los Hombres en Justos e hijos adoptivos, mediante la Fe en Él y a partir de la vida presente, según las Escrituras.

CREO que Jesucristo por el Bautismo de Juan, asumió todos los pecados de los Hombres: pasados, presentes y futuros como los de todas las Humanidades o no, posibles.

CREO que por la Fe – (Bautismo por el Espíritu); por la Purificación – (Bautismo por el agua); por la Regeneración – (Bautismo por la Sangre y Muerte de Cristo), todos los Hombres que crean en Jesús, entrarán en el Reino de los Cielos, según las Escrituras.

CREO que Jesucristo padeció y murió bajo Poncio Pilatos. Bajó a los Infiernos. Resucitó al tercer día. Ascendió a los Cielos donde está sentado a la derecha del Padre y vendrá a juzgar a los muertos en la Segunda Resurrección.

CREO que María, en estado de virginidad, es la Madre de Jesús que es el Verbo hecho Hombre, según las Escrituras.

que lo concibió por el Espíritu Santo.

CREO que todas las prerrogativas, dichas a Ella en las Sagradas Escrituras, se refieren a su persona como Madre de Jesús y no como Madre de Dios, Hija del Padre o Esposa del Espíritu Santo.

CREO que María es salva por su Fe en Jesucristo, hijo suyo como Hombre, según las Escrituras.

CREO que María, Madre de Jesús, resucitará en la Primera Resurrección con los Justos, según las Escrituras.

CREO en Dios Espíritu Santo, Señor de la Luz,  del Amor y del Poder de Dios, de Quien todo es creado y de Dios Padre y Dios Hijo procede, desde toda eternidad. (1ª de Juan 5-7)

CREO que el Espíritu Santo fue enviado por el Padre y por el Hijo a los Apóstoles, a la Iglesia incipiente de Jesucristo y a la Madre de Jesús.

CREO que Dios Padre manifestó toda su Creación mediante su Hijo, el Verbo del Padre. Por la acción del Espíritu Santo, el Padre y el Hijo: gobiernan, salvan y santifican toda la Creación.

CREO en la existencia de Satanás, adversario de Dios, quien es presente entre los Hombres, y en su acción, como señor del Mundo.

CREO en la existencia del Infierno para donde se dirigen quienes: hayan rechazado la Fe en Jesucristo después de escucharla o de profesarla; mudado o incumplido los Mandamientos y el sentido de las palabras de la Sagrada Escritura; y quienes, en los Tiempos Finales, se colocaren el chip o el sello de la Bestia sea en la mano derecha o en la frente, según las Escrituras.

CREO en la Santa Iglesia de Jesucristo, la Universal y Apostólica, la Iglesia de Jesús, de la que Él mismo es su cabeza, la Roca sobre Quien es fundada, manifiesta en los Evangelios y peregrina en el mundo, contra la cual las “puertas del Infierno no prevalecerán”, no existiendo otro, ni otra institución religiosa que detenga o ejerza tal poder, compuesta por quienes Le profesan; guardan Sus Mandamientos, predican el Evangelio y se Bautizan: en el Espíritu, en el Agua y en la Sangre, en conformidad al mandato de Jesucristo, según las Escrituras.

CREO en la Resurrección de la Carne.

CREO en la Primera Resurrección, cuando los Justos que fueron inscritos en el “Libro de la Vida”,  reinarán con Dios, como Sacerdotes y Jueces para siempre, junto con los mártires que han dado su vida por la causa de Su palabra y de Jesús, en un “nuevo cielo y en una nueva tierra”, después de la Gran Tribulación y no experimentarán la Segunda Muerte, según las Escrituras.

CREO en la Segunda Resurrección, cuando, pasados los Mil Años, resucitarán todos quienes no participaran de la Primera Resurrección, para el Juicio, yendo para la Bienaventuranza quienes vivieran conforme la Fe en Jesucristo y para la Segunda Muerte quienes Le rechazaran, y quienes no amaron al prójimo ni a Dios, según las Escrituras.

CREO en el Perdón de los Pecados.

CREO en la Comunión de los Santos.

CREO en la Vida Eterna. Amén.”

Entendemos esta Profesión de Fe como toda la síntesis de la Revelación hecha por Dios Padre en el Antiguo como por Dios Hijo en el Nuevo Testamento.

Como la síntesis de la Doctrina de los Apóstoles en particular de Pablo, expresa en sus Cartas: a los Gálatas, a los Romanos y a los Hebreos.

Como rechazo y denuncia de todas las doctrinas religiosas que aparecieron después. Así como a las posiciones de las religiones, iglesias, sectas, afirmando de forma categórica la realidad de una sola Fe, de un solo Bautismo y de una sola y única Revelación y Palabra de Dios.

Se concluye así y en definitivo lo que debemos creer para que la Humanidad y los Hombres alcancen la Salvación

The URI to TrackBack this entry is: https://elsecretodelasestrellas.wordpress.com/2015/03/28/profesion-de-fe-de-el-secreto-de-las-estrellas/trackback/

RSS feed for comments on this post.

6 comentariosDeja un comentario

  1. Este artículo que estas exponiendo José, es uno de los mejores que he leído en esta web!!!
    Es mas… pienso que talvez seria bueno que una vez por mes se republique! Para que la iglesia se afirme en los conocimientos del evangelio.

    CREO!
    COMO AQUÍ SE DICE!

    Saludos!
    Bendiciones!

    Damio.

  2. Pienso igual y es asi 100 %

    • Sin ninguna presunción de mi parte, mas, toda esta Profesión de Fe
      como según recuerdo, de madrugada, me fue dictada tal como aquí está, en el tiempo en que buscábamos una respuesta a tantos problemas y dudas que comenzaron a levantarse a partir de 2008, 2009 y en 2010. La respuesta vino una madrugada, cuando estaba en Girona – España – atravesando problemas de salud de mi esposa.
      Hoy, en esta noche del viernes 27 de marzo de 2015, aquí, a título provisorio, en Sao Paulo – Brasil – tengo la alegría muy tocante para mí de releerla, sintiendo, lo cuanto es cierta, después de pasados estos cuatro años y asistido los acontecimientos por todos conocidos.
      Personalmente estoy muy sentido a que todos los Hombres se salven. Todos crean. Todos acepten. Todos entiendan y comprendan y por fin elijan, pero, elijan bien para que después no existan arrepentimientos sin vuelta.
      Es lo que espero y del profundo de mi alma deseo. Siempre me he interesado y buscado al Eterno, en medio de tantas tempestades llamadas de religiosas que oscurecían la Luz.
      La Misericordia del Eterno, abra mentes y corazones, para que cada uno, entienda lo que hoy está en juego: nuestra Alma y la Vida Eterna.
      Hagamos todos una elección feliz. Gracias.
      Juan Carlos

  3. DOMINGO DE RAMOS. El asna y el pollino. Entrada triunfal de Nuestro Señor antes de su pasión y resurrección.

    EPISTOLA
    Léctio Epístolæ B. Pauli Ap. ad Philippénses, 2, 5-11

    Fratres: Hoc enim sentíte in vobis, quod et in Christo Iesu: qui cum in forma Dei esset, non rapínam arbitrátus est esse se æquálem Deo: sed semetípsum exinanívit formam servi accípiens, in similitúdinem hóminum factus, et hábitu invéntus ut homo. Humiliávit semetípsum, factus obédiens usque ad mortem, mortem áutem crucis. Propter quod et Deus exaltávit illum, et donávit illi nomen, quod est super omne nomen: (hic genufléctitur) ut in nómine Iesu omne genu flectátur coeléstium, terréstrium, et infernórum, et omnis lingua confiteátur, quia Dóminus Iesus Christus in glória est Dei Patris.
    M. – Deo grátias.

    moimunanblog.wordpress.com

    SALIDA DE BETANIA. — Jesús, dejando en Betania a su madre María, a Marta y a María Magdalena con su hermano Lázaro, se dirige, este día, muy de mañana, hacia Jerusalén, acompañado de sus discípulos.
    Es necesario que el pueblo proclame rey al Mesías antes que éste sea crucificado.

    CUMPLIMIENTO. — El Profeta Zacarías había predicho esta ovación preparada en la eternidad para el Hijo del hombre en vísperas de su humillación.

    “Alégrate con grande alegría, hija de Sión. Salta de júbilo, hija de Jerusalén; mira que viene a ti tu Rey, justo y salvador, humilde, montado en un asno, en un pollino hijo de asna”.
    Viendo Jesús que había llegado la hora de cumplirse este oráculo manda a dos de sus discípulos que vayan y le traigan una asna y un pollino que encontrarán no lejos de allí.

    El Salvador se encontraba en Betíagé, situado en el monte de los Olivos.

    Los discípulos ponen inmediatamente en ejecución el mandato de su Maestro.

    – DOS PUEBLOS —

    Los Santos Padres nos han proporcionado la clave del misterio de estos dos animales.

    El asna representa el pueblo judío sometido al yugo de la Ley.

    “el pollino en el que, según el Evangelio, no había montado nadie todavía” ‘, representa a la gentilidad a quien nadie había subyugado aún.

    La suerte de ambos pueblos se decidirá dentro de unos días.

    El pueblo judío será desechado por no haber recibido al Mesías; en su lugar Dios elegirá al pueblo gentil, indómito hasta entonces, pero que se convertirá en dócil y fiel.

    ENTRADA TRIUNFAL. — Dos discípulos aparejan al pollino con sus vestidos; Jesús entonces, queriendo realizar el vaticinio del profeta, monta sobre el animal2 y se prepara de este modo a entrar en la ciudad.

    Mientras tanto en Jerusalén corre el rumor de que Jesús se aproxima.
    Inspirados por el Espíritu divino la turba de judíos reunidos en la ciudad de toda Palestina para celebrar en ella la Pascua, sale a recibirle con palmas y gritos clamorosos.

    El cortejo que iba acompañando a Jesús desde Betania, se confunde con esta multitud ferviente de entusiasmo; unos tienden sus vestidos por el camino, otros enarbolan ramos de palmera a su paso.
    Resuena el grito de “Hosanna” y recorre la ciudad la noticia de que Jesús, hijo de David entra en ella como Rey.

    EL REINO MESIÁNICO. — Así fué cómo Dios, ejerciendo su poder sobre los corazones, preparó, en la ciudad en que pocos días después sería pedida su sangre a gritos, un triunfo para su Hijo.
    Este día Jesús tuvo un momento de gloria y la Iglesia quiere que renovemos cada año el recuerdo de este triunfo del Hijo del hombre.
    Cuando nacía el Emmanuel, vimos llegar del lejano oriente a Jerusalén a los Magos en busca del Rey…

    Hoy es la misma Jerusalén la que sale a recibirle.

    Ambos acontecimientos tienen un mismo fin:

    Reconocer a Jesucristo como Rey;

    el primero por parte de los gentiles,
    el segundo por parte de los judíos.

    Era menester que el Hijo de Dios recibiese ambos tributos antes de su Pasión.

    La inscripción que Pilatos pondrá dentro de poco sobre la cabeza del Redentor:

    Jesús Nazareno, Rey de los judíos, será el carácter indispensable de su mesianismo.
    Inútiles serán los esfuerzos de los enemigos de Jesús para cambiar los términos del escrito; no lograrán su fin.

    “Lo que he escrito, escrito está”, respondió el gobernador romano.

    Su mano confirmó, sin saberlo, las profecías.

    Israel proclama hoy a Jesús por su Rey; bien pronto será disperso en castigo de su perjurio; pero ese Jesús, a quien ha proclamado, permanecerá siempre Rey.

    De este modo se cumplió a la letra aquel mensaje del Ángel que dijo a María anunciándole la grandeza del hijo que iba a concebir:

    “El Señor le dará el trono de David, su padre, y reinará en la casa de Jacob eternamente'”.

    Jesús comienza en este día su reinado sobre la tierra; y como el primer Israel va a sustraerse de su cetro, un nuevo Israel, nacido del grupo fiel del antiguo, va a nacer, formado de gentes de todas las partes del mundo, y ofrecerá a Cristo el imperio más extenso que jamás ha ambicionado un conquistador.

    Tal es el misterio glorioso de este día en medio del duelo de la Semana de Pasión.

    LA. BENDICIÓN DE LAS PALMAS

    ANTIGÜEDAD DEL RITO. —Comenzó pronto en oriente y probablemente en Jerusalén desde que la Iglesia gozó de paz. En el siglo iv San Cirilo, obispo de esta ciudad, creía que la palmera que había suministrado sus ramos al pueblo que vino al encuentro de Cristo, existía todavía en el valle del Cedrón ‘; nada más natural que tomar ocasión de esto para instituir un aniversario conmemorativo de este suceso.

    En el siglo siguiente se establece esta ceremonia, no solamente en las Iglesias orientales, sino también en los monasterios de que estaban llenos los desiertos de Egipto y de Siria.

    Al principio de cuaresma, muchos santos monjes obtenían de su Abad el permiso de internarse en lo más recóndito del desierto para pasar este tiempo en profundo retiro; pero debían volver al monasterio el domingo de Ramos, como se colige de la vida de San Eutimio escrita por su discípulo Cirilo.

    En occidente tardó bastante en establecerse este rito; el primer rastro que encontramos se halla en el Sacramentarlo Gregoriano que se remonta al final del siglo VI o principios del VII.

    LA PROCESION

    El segundo rito de este día es la célebre procesión que sigue a la bendición de los ramos. Tiene por objeto representar la marcha del Salvador a Jerusalén y su entrada en esta ciudad; y, para que nada falte en la imitación del relato del Santo Evangelio, los Ramos que acaban de ser bendecidos son llevados por todos los que toman parte en esa procesión.

    “Y tomaréis el primer día gajos con fruto de algún árbol hermoso, ramos de palmas, y ramas de árboles espesos, y sauces de los arroyos; y os regocijaréis delante de YAHUAH vuestro Alahym por siete días. 41Y le haréis fiesta al SEÑOR por siete días cada año; será estatuto perpetuo por vuestras edades; en el mes séptimo la haréis”. Levitico 23 Era una señal de regocijo llevar en la mano ramos de árboles; y la ley divina les autorizaba esta costumbre.

    La fiesta de los Tabernáculos Juan 7

    Dios había dicho en el Levítico al establecerla festividad de los Tabernáculos: “El primer día tomaréis gajos de frutales hermosos, ramos de palmera, ramas de árboles frondosos, de sauces de la ribera, y os regocijaréis ante Yahuah, vuestro Dios”

    La entrada triunfal The Triumphal Entry

    Zacarías 9: 9-13, Mateo 21:1-11 Lucas 19:28-40 Juan 12-12.

    BENDICIONES.

  4. Deo grátias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: