En el Libro de Enoc se nos habla del Hijo del Hombre, Jesús, esperado por generaciones y preservado por el Señor de los Espíritus.

Libro de Enoc.

En él nos describe el Apocalipsis miles de años antes de que lo escribiera el apóstol Juan,  y nos dice cómo desde hace miles de años el hombre ha estado esperando la llegada del Hijo del Hombre. Y este acontecimiento, ni que no sea unánimemente compartido, sucedió con la venida a la Tierra de Jesús de Nazaret.

Capítulo 62. .

Así ordenó el Señor a los reyes de la Tierra, a los poderosos, a los dignatarios y a todos los que viven sobre la Tierra, diciendo, “Abrid los ojos y levantad vuestras frentes por si sois capaces de reconocer al Elegido. (A Jesús)

El Señor de los Espíritus se sentó sobre Su trono de gloria, el espíritu de justicia se esparció sobre Él y la palabra de Su boca exterminó a todos los pecadores e injustos y ninguno de ellos subsistirá frente a Él.

Ese día todos los reyes y los poderosos y los que dominan la tierra se levantarán, le verán y le reconocerán cuando se siente (Jesús) sobre el trono de Su gloria. La justicia será juzgada ante Él y no se pronunciará palabra vana frente a Él.

El dolor vendrá sobre ellos como una mujer en un parto difícil, cuando el hijo viene por la apertura de la pelvis y sufre para dar a luz. Se mirarán los unos a los otros aterrorizados, bajarán la mirada y la pena se apoderará de ellos cuando vean a este Hijo de Mujer, (Jesús), sentarse en el trono de Su gloria.

Y los reyes, los poderosos y todos los que dominan la tierra alabarán, bendecirán y ensalzarán a quien reina sobre todo lo que es secreto.

Porque desde el principio el Hijo del Hombre, (Jesús), fue ocultado y el Mas Alto lo preservó en medio de Su poder y lo reveló a los elegidos….

Anuncios