Los cuatro Evangelios en Uno. parte 24ª

Los cuatro Evangelios en Uno.  (sin añadir ni una palabra que no salga en los Evangelios).

 

Jesus Damio 2

 

 El mayor sea el que sirve
Y hubo entre ellos una contienda: Quién de
ellos parecía que había de ser el mayor. Entonces
él les dijo: Los reyes de las gentes se enseñorean de
ellas y los que sobre ellas tienen potestad son
llamados bienhechores, mas vosotros no así,
antes el que es mayor entre vosotros sea como el
más mozo y el que es príncipe como el que sirve,
porque ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa
o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Y
yo soy entre vosotros como el que sirve. Empero,
vosotros sois los que habéis permanecido conmigo
en mis tentaciones. Yo, pues, os ordeno un reino
como mi Padre me lo ordenó a mí, para que
comáis y bebáis en mi mesa en mi reino y os sentéis
sobre tronos juzgando a las doce tribus de Israel.
(San Lucas 22, 24-30)

El pan como carne de Cristo y el vino como sangre de Cristo
Y les dijo: En gran manera he deseado comer
con vosotros esta pascua antes que padezca,
porque os digo que no comeré más de ella hasta
que se cumpla en el reino de Dios. Y tomando el
vaso, habiendo dado gracias, dijo: Tomad esto y
partid entre vosotros, porque os digo que no
beberé más del fruto de la vid hasta que el reino
de Dios venga. Y tomando el pan, habiendo dado
gracias, (San Lucas 22, 15-19) lo partió y dio a sus
discípulos y dijo: Tomad, comed, esto es mi cuerpo
(San Mateo 26, 26) que por vosotros es dado, haced esto en
conmemoración mía. Asimismo, (San Lucas 22, 19-20) y
hechas gracias, (San Mateo 26, 27) también tomó y les dio
el vaso, después de que hubo cenado, (San Lucas 22, 20) y
bebieron de él todos, y les dice: (San Marcos 14, 23) Bebed de
él todos, porque (San Mateo 26, 27-28) este vaso es el nuevo160
pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama
(San Lucas 22, 20) Es derramada por muchos para
remisión de los pecados, y os digo que desde ahora
no beberé más de este fruto de la vid hasta aquel
día cuando lo tengo de beber de nuevo con
vosotros en el reino de mi Padre. (San Mateo 26, 28-29)

Judas va a entregar a Jesús
Así que hubo dicho Jesús esto, fue conmovido en
el espíritu y protestó y dijo: De cierto, de cierto os
digo que uno de vosotros me ha de entregar (San
Juan 13, 21), uno de vosotros que come conmigo. (San
Marcos 14, 22) He aquí la mano del que me entrega,
conmigo en la mesa. (San Lucas 22, 21) Entonces los
discípulos mirábanse los unos a los otros,
dudando de quién decía (San Juan 13, 22), y entristecidos
ellos en gran manera, comenzó cada uno de
ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor? (San Mateo 26, 22) Y él
respondiendo les dijo: Es uno de los doce (San Marcos 14,
20); el que mete la mano conmigo en el plato, ese me
ha de entregar. (San Mateo 26, 23) A la verdad el Hijo del
Hombre va, como está de él escrito; (San Marcos 14, 21)
mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del
hombre es entregado! Bueno le fuera al tal
hombre no haber nacido. (San Mateo 26, 24-25) Ellos
entonces comenzaron a preguntar entre sí cual
de ellos sería el que había de hacer esto. (San Lucas 22,
23) Y uno de sus discípulos, al cual Jesús amaba,
estaba recostado en el seno de Jesús. A este, pues,
hizo señas Simón Pedro para que preguntase
quién era aquel de quien decía. Él, entonces,
recostándose sobre el pecho de Jesús, dícele: Señor,
¿quién es? Respondió Jesús: Aquél es, a quien yo
diere el pan mojado; y mojando el pan, dióle a
Judas Iscariote, hijo de Simón, y tras el bocado,
Satanás entró en él. (San Juan 13, 23-27) Entonces,
respondiendo Judas, que le entregaba, dijo: ¿Soy
yo, Maestro? Dícele: Tú lo has dicho. (San Mateo 26, 25) Lo
que haces, hazlo, mas presto. Mas ninguno de los
que estaban a la mesa entendió a qué propósito le
dijo esto, porque los unos pensaban, porque Judas161
tenía la bolsa, que Jesús le decía: Compra lo que
necesitamos para la fiesta, o que diese algo a los
pobres. Así que hubo tomado, pues, el bocado, luego
salió, y era ya noche. (San Juan 13, 27-30)

Amarse los unos a los otros
Entonces, cuando él salió, dijo Jesús: Ahora es
glorificado el Hijo del hombre y Dios es
glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, Dios
también le glorificará en sí mismo y luego le
glorificará. Hijitos, aún un poco estoy con
vosotros. Me buscaréis, mas como dije a los judíos:
Donde yo voy, vosotros no podéis venir, así digo a
vosotros ahora. Un mandamiento nuevo os doy:
Que os améis unos a otros; como os he amado, que
también os améis los unos a los otros. En esto
conocerán todos que sois mis discípulos, si
tuviereis amor los unos con los otros. (San Juan 13, 31-35)

Los discípulos afirman que no negarán al Señor
Dícele Simón Pedro: Señor, ¿a dónde vas?
Respondióle Jesús: Donde yo voy no me puedes ahora
seguir, mas me seguirás después. Dícele Pedro:
Señor, ¿por qué no te puedo seguir ahora? Mi
alma pondré por ti. (San Juan 13, 36-37) Entonces Jesús les
dice: Todos vosotros seréis escandalizados en mí
esta noche, porque escrito está: Heriré al Pastor
y las ovejas de la manada serán dispersas, mas
después que haya resucitado iré delante de
vosotros a Galilea. Y respondiendo Pedro dijo:
Aunque todos sean escandalizados en ti, yo nunca
seré escandalizado. Jesús le dice: (San Mateo 26, 31-34)
Simón, Simón, he aquí que Satanás os ha pedido
para zarandaros como a trigo, mas yo he
rogado por ti que tu fe no falte y tú, una vez
vuelto, confirma a tus hermanos. Y él le dijo:
Señor, pronto estoy a ir contigo aun a cárcel y a
muerte. Y él dijo: (San Lucas 22, 31-34) ¿Tu alma pondrás162
por mí? (San Juan 13, 38) Pedro, te digo que el gallo no
cantará hoy (San Lucas 22, 34) dos veces (San Marcos 14, 30) antes
que tú niegues tres veces que me conoces. (San Lucas 22,
34) Dícele Pedro: Aunque me sea menester morir
contigo, no te negaré. Y todos los discípulos
dijeron lo mismo. (San Mateo 26, 35)

Jesús prepara la morada en el cielo para sus discípulos
No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios,
creed también en mí. En la casa de mi Padre
muchas moradas hay; de otra manera, os lo
hubiera dicho. Voy, pues, a preparar lugar para
vosotros, y si me fuere y os aparejare lugar,
vendré otra vez y os tomaré a mí mismo para
que donde yo estoy vosotros también estéis, y sabéis
adonde yo voy y sabéis el camino.
Dícele Tomás: Señor, no sabemos adonde vas,
¿cómo, pues, podemos saber el camino?
Jesús le dice: Yo soy el camino y la verdad y la
vida, nadie viene al Padre sino por mí. Si me
conocieseis, también a mi Padre conocierais, y
desde ahora le conocéis y le habéis visto.
Dícele Felipe: Señor, muéstranos el Padre y nos
basta. Jesús le dice: ¿Tanto tiempo ha que estoy con
vosotros y no me has conocido, Felipe? El que me
ha visto, ha visto al Padre, ¿cómo, pues, dices tú:
Muéstranos el Padre? ¿No crees que yo soy en el
Padre y el Padre en mí? Las palabras que yo os
hablo, no las hablo de mí mismo, sino el Padre que
está en mí: él hace las obras. Creedme que yo soy
en el Padre y el Padre en mí, de otra manera
creedme por las mismas obras. (San Juan 14, 1-11)

Jesús dejará a sus discípulos el Espíritu Santo
De cierto, de cierto os digo que el que en mí
cree, las obras que yo hago también él las hará y163
mayores que éstas hará, porque yo voy al Padre y
todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre esto
haré para que el Padre sea glorificado en el
Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré. Si
me amáis, guardad mis mandamientos y yo
rogaré al Padre y os dará otro Consolador
para que esté con vosotros para siempre, al
Espíritu de Verdad, al cual el mundo no puede
recibir porque no le ve ni le conoce, mas vosotros
le conocéis porque está con vosotros y será en
vosotros. No os dejaré huérfanos, vendré a
vosotros. Aun un poquito y el mundo no me verá
más, empero vosotros me veréis porque yo vivo y
vosotros también viviréis. En aquel día, vosotros
conoceréis que yo estoy en mi Padre y vosotros en
mí y yo en vosotros. El que tiene mis
mandamientos y los guarda, aquél es el que me
ama y el que me ama será amado de mi Padre y
yo le amaré y me manifestaré a él.
Dícele Judas, no el Iscariote: Señor, ¿qué hay
para que te hayas de manifestar a nosotros y no
al mundo? Respondió Jesús y díjole: El que me ama
mi palabra guardará y mi Padre le amará y
vendremos a él y haremos con él morada. El que
no me ama no guarda mis palabras y la palabra
que habéis oído no es mía sino del Padre que me
envió. Estas cosas os he hablado estando con
vosotros, mas el Consolador, el Espíritu Santo, al
cual el Padre enviará en mi nombre, él os
enseñará todas las cosas y os recordará todas
las cosas que os he dicho. (San Juan 14, 12-26)

Cristo va al Padre y deja la paz a sus discípulos
La paz os dejo, mi paz os doy, no como el
mundo la da yo os la doy, no se turbe vuestro
corazón ni tenga miedo. Habéis oído como yo os he
dicho: Voy y vengo a vosotros. Si me amaseis
ciertamente os gozaríais porque he dicho que voy
al Padre, porque el Padre mayor es que yo. Y
ahora os lo he dicho antes de que se haga para164
que cuando se hiciere creáis. Ya no hablaré
mucho con vosotros porque viene el príncipe de
este mundo, mas no tiene nada en mí. Empero,
para que conozca el mundo que amo al Padre y
que como el Padre me dio el mandamiento, así
hago. Levantaos, vamos de aquí. (San Juan 14, 27-31)

Salvación en Cristo, como el pámpano en la vid verdadera
Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el
labrador. Todo pámpano que en mí no lleva
fruto le quitará y todo aquel que lleva fruto le
limpiará para que lleve más fruto. Ya vosotros
sois limpios por la palabra que os he hablado.
Estad en mí y yo estaré en vosotros. Como el
pámpano no puede llevar fruto de sí mismo si no
estuviere en la vid, así ni en vosotros si no
estuviereis en mí. Yo soy la vid, vosotros los
pámpanos; el que está en mí y yo en él, éste lleva
mucho fruto, porque sin mí nada podéis hacer. El
que en mí no estuviere será echado fuera como
mal pámpano y se secará y los cogen y los echan
en el fuego y arden. Si estuviereis en mí y mis
palabras estuvieren en vosotros, todo lo que
quisiereis pediréis y os será hecho. En esto es
glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto
y seáis así mis discípulos. (San Juan 15, 1-8)

No hay mayor amor que el de poner la vida por los amigos
Como el Padre me amó, también yo os he
amado; estad en mi amor. Si guardareis mis
mandamientos estaréis en mi amor, como yo
también he guardado los mandamientos de mi
Padre y estoy en su amor. Estas cosas os he
hablado para que mi gozo esté en vosotros y
vuestro gozo sea cumplido. Este es mi
mandamiento: que os améis los unos a los otros
como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor165
que éste, que ponga alguno su vida por sus amigos.
Vosotros sois mis amigos si hiciereis las cosas que
yo os mando. Ya no os diré siervos, porque el
siervo no sabe lo que hace su Señor, mas os he
dicho amigos porque todas las cosas que oí de mi
Padre os he hecho notorias. No me elegisteis
vosotros a mí, sino yo os elegí a vosotros y os he
puesto para que vayáis y llevéis fruto y vuestro
fruto permanezca, para que todo lo que pidiereis
del Padre, en mi nombre os lo dé. Esto os mando:
Que os améis los unos a los otros. (San Juan 15, 9-17)

El mundo aborrecerá a los discípulos de Cristo
Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me
aborreció antes que a vosotros. Si fuerais del
mundo, el mundo amaría lo suyo, mas porque no
sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por
eso os aborrece el mundo. Acordaos de la
palabra que yo os he dicho: No es el siervo mayor
que su señor. Si a mí me han perseguido, también a
vosotros perseguirán; si han guardado mi
palabra, también guardarán la vuestra. Mas
todo esto os harán por causa de mi nombre,
porque no conocen al que me ha enviado. Si no
hubiera venido ni les hubiera hablado no
tendrían pecado, mas ahora no tienen excusa de
su pecado. El que me aborrece, también a mi
Padre aborrece. Si no hubiese hecho entre ellos
obras, las cuales ningún otro ha hecho, no
tendrían pecado, mas ahora, y las han visto y me
aborrecen a mí y a mi Padre, para que se cumpla
la palabra que está escrita en su Ley: Que sin
causa me aborrecieron. Empero, cuando viniere
el Consolador, el cual yo os enviaré del Padre, el
Espíritu de Verdad, el cual procede del Padre, él
dará testimonio de mí y vosotros daréis
testimonio, porque estáis conmigo desde el
principio. (San Juan 15, 18-27)

 

 

http://todoebook.com/EL-LIBRO-BLANCO-DE-JESUS-JESUS-ARGELINA-DIAZ-ESTRELLA-S_PEDRO-LibroEbook-ES-SPB0009729.html

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://elsecretodelasestrellas.wordpress.com/2014/11/29/los-cuatro-evangelios-en-uno-parte-24a/trackback/

RSS feed for comments on this post.

7 comentariosDeja un comentario

  1. El comunismo, el socialismo, el liberalismo, y el sionismo son ramas de la masonería.

    Papa León XIII (Papa desde 1878 hasta 1903) Said Masonería es satanismo

    en 1953 que el Partido Comunista de EE.UU. financió al menos 1.000 subversivos en los seminarios durante la década de 1930 que iban a ser dado toda clase de apoyo justo y falta (incluyendo el chantaje) se eleve a rangos más altos del Episcopado. [4]

    cardenal Mariano Rampolla del Tíndaro [5], Theodor Reusse Ordo Templi Orientis, un año antes Crowley se hizo cargo.

    ‘plan b’

    Alta Vendita.[3]

    Pope Leo XIII (Pope from 1878-1903) Said Freemasonry is Satanism

    – See more at: http://henrymakow.com/#sthash.vBGGGZuQ.dpuf

  2. Una Imagen vale mas que mil palabras! Los EEUU estan ardiendo en protestas.

    LA ÉLITE no sabe que ya empezó la Revolución en los EEEUU.

    http://ssff.wordpress.com/2014/11/26/una-imagen-vale-mas-que-mil-palabras-los-eeuu-estan-ardiendo-en-protestas-la-elite-no-sabe-que-ya-empezo-la-revolucion-en-los-eeeuu/

    La Cruz de Nuestro Christo es Vencedora. Así sea América! .

    Fin de los Tiempos

  3. Saint Michael the Archangel quien es como el Omnipotente, con los hijos de la familia de Jesucristo Salvador, Yahusha Hamashyach.Daniel 12:1 Gracias S.S. León XIII.

  4. He aquí el Cordero de YAHUAH ! Juan 1:29- 1:36-Apocalipsis 7:10-
    Y no vi en ella templo; porque el Señor YAHUAH Todopoderoso es el templo de la Yarushalaym Celestial, y el Cordero.Lamb of YAH !
    Apocalipsis Rev. 21:22 SANTO, SANTO, SANTO! Gracias.

  5. Hecho biográfico ocurrido en 1892

    Un señor de unos 70 años viajaba en el tren, teniendo a su lado a un joven universitario que leía su libro de Ciencias.(PELUQ)

    El caballero, a su vez, leía un libro de portada negra.

    Fue cuando el joven percibió que se trataba de la Biblia y que estaba abierta en el Evangelio de Marcos.

    Sin mucha ceremonia, el muchacho interrumpió la lectura del anciano y le preguntó:

    – Señor, ¿usted todavía cree en ese libro lleno de fábulas y cuentos?

    – Sí, mas no es un libro de cuentos, es la Palabra de Dios.

    ¿Estoy equivocado?

    – Pero claro que lo está. Creo que usted señor debería estudiar Historia Universal.

    Vería que la Revolución Francesa, ocurrida hace más de 100 años, mostró la miopía de la religión.

    Solamente personas sin cultura todavía creen que Dios hizo el mundo en 6 días.

    Usted señor debería conocer un poco más lo que nuestros Científicos dicen de todo eso.

    – Y… ¿es eso mismo lo que nuestros científicos dicen sobre la Biblia?

    – Bien, como voy a bajar en la próxima estación, no tengo tiempo de explicarle, pero déjeme su tarjeta con su dirección para mandarle material científico por correo con la máxima urgencia.

    El anciano entonces, con mucha paciencia, abrió cuidadosamente el bolsillo derecho de su bolso y le dio su tarjeta al muchacho.

    Cuando éste leyó lo que allí decía, salió cabizbajo, sintiéndose peor que una ameba.

    En la tarjeta decía:

    Profesor Doctor Louis Pasteur
    Director General del Instituto de Investigaciones Científicas
    Universidad Nacional de Francia.

    ‘Un poco de Ciencia nos aparta de Dios. Mucha, nos aproxima’.

    Dr. Louis Pasteur.

  6. «HUMANUM GENUS»

    SOBRE LA MASONERÍA Y OTRAS SECTAS

    Carta Encíclica del Papa León XIII

    promulgada el 20 de abril de1884

    26) Pero sabemos muy bien que todos nuestros comunes esfuerzos serán insuficientes para arrancar estas perniciosas semillas del campo del Señor si desde el cielo el dueño de la viña no secunda benignamente nuestros esfuerzos.

    Es necesario, por tanto, implorar con vehemente deseo un auxilio tan poderoso de Dios que sea adecuado a la extrema necesidad de las circunstancias y a la grandeza del peligro.

    Levántase insolente y como regocijándose ya de sus triunfos, la masonería.

    Parece como sino pusiera ya límites a su obstinación.

    Sus secuaces, unidos todos con un impío consorcio y por una oculta comunidad de propósitos, se ayudan mutuamente y se excitan los unos a los otros para la realización audaz de toda clase de obras pésimas.

    Tan fiero asalto exige una defensa igual: es necesaria la unión de todos los buenos en una amplísima coalición de acción y de oraciones.

    Y como testimonio de los dones celestiales y de nuestra benevolencia, con el mayor amor os damos in Domino la bendición apostólica a vosotros, venerables hermanos, al clero y al pueblo todo confiado a vuestro cuidado.

    Dado en Roma, junto a San Pedro, el 20 de abril de 1884, año séptimo de nuestro pontificado.

    III. LEON XIII – Texto completo de Humanum Genus

    http://www.homilia.org/NewAge/humanumGenus.pdf

  7. ¡Gozo hallas, amada! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres.Y esto os será por señal: hallaréis al niño envuelto en pañales , acostado en Sukkot, un pesebre.Isaías 7:14. Lucas 2. MES SIETE será llamado Hijo del Altísimo. Lucas 1 , 4:34, 8:28 Marcos 5:7. Mateo 8:29. Santiago 2:19. Esta es la Vida Eterna Juan 17:3


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: