Los cuatro Evangelios en Uno. parte 17ª

Los cuatro Evangelios en Uno.  (sin añadir ni una palabra que no salga en los Evangelios).

 

Jesus Damio 2

 

 Nuevo mensaje sobre la Pasión
Y habiendo salido de allí, caminaron por
Galilea y no quería que nadie lo supiese, porque
enseñaba a sus discípulos y les decía: El Hijo del
Hombre será entregado en manos de hombres y le
matarán, mas muerto él, resucitará al tercer
día. (San Marcos 9, 30-31) Mas ellos no entendían este
mensaje y les era encubierto para que no lo
entendiesen, (San Lucas 9, 45) y ellos se entristecieron en
gran manera (San Mateo 17, 23) y temían preguntarle
por este mensaje (San Lucas 9, 45)

Jesús paga milagrosamente el impuesto
Y llegados a Cafarnaúm, vinieron a Pedro
los que cobraban las dos dracmas y dijeron:
¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas? Él
dice: Sí. Y entrando él en casa, Jesús le habló
antes, diciendo: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes de
la tierra, ¿de quién cobran los tributos o el
censo, de sus hijos o de los extraños? Pedro le dice:
De los extraños. Jesús le dijo: Luego los hijos están
libres. Mas porque no los escandalicemos, ve a la
mar y echa el anzuelo y el primer pez que viniere
tómalo y, abierta su boca, hallarás un estatero:
tómalo y dáselo por mí y por ti. (San Mateo 17, 24-27)

El mayor de todos es el que sirve a todos
En aquel tiempo (San Mateo 18, 1) entraron en
disputa (San Lucas 9, 46) los discípulos (San Mateo 18, 1) por cual
de ellos sería el mayor. (San Lucas 9, 46) Y así que estuvo
en casa, (San Marcos 9, 33) viendo los pensamientos del
corazón de ellos, (San Lucas 9, 47) les preguntó: ¿Qué
disputabais entre vosotros en el camino? Mas
ellos callaron, porque los unos con los otros
habían disputado en el camino quién había de ser
el mayor. Entonces, sentándose, llamó a los doce
y les dice: Si alguno quiere ser el primero será el104
postrero de todos y el servidor de todos. (San Marcos 9,
33-36)

El mayor en el reino de los Cielos es el más pequeño en este mundo
Y llamando Jesús un niño, le puso en medio de
ellos, (San Mateo 18, 2) y tomándole en sus brazos, les
dice: (San Marcos 9, 36) De cierto os digo que si no os
volviereis y fuereis como niños no entraréis en el
reino de los cielos; así que cualquiera que se
humillare como este niño, éste es el mayor en el
reino de los cielos, y cualquiera que recibiere a
un tal niño en mi nombre, a mí recibe, (San Mateo 18, 3-5)
y el que a mí recibe, no recibe a mí, sino al que me
envió (San Marcos 9 , 37), y cualquiera que
escandalizare a alguno de estos pequeños que
creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al
cuello una piedra de molino de asno y que se le
anegase en el profundo de la mar. ¡Ay del mundo
por los escándalos! Porque necesario es que
vengan escándalos; mas, ¡ay de aquel hombre por
el cual viene el escándalo! (San Mateo 17, 6-7)

Esfuerzos que hay que hacer para no escandalizar
Y si tu mano te escandalizare, córtala;
mejor te es entrar a la vida manco que, teniendo
dos manos, ir al valle de fuego, al fuego que no
puede ser apagado, donde su gusano no muere y el
fuego nunca se apaga. Y si tu pie te fuere ocasión
de caer, córtale; mejor te es entrar a la vida
cojo que, teniendo dos pies, ser echado en el valle
de fuego, al fuego que no puede ser apagado,
donde su gusano no muere y el fuego nunca se
apaga. Y si tu ojo te fuere ocasión de caer,
sácale; mejor te es entrar al reino de Dios con un105
ojo que, teniendo dos ojos, ser echado al valle de
fuego, donde su gusano no muere y el fuego
nunca se apaga, porque todos serán salados con
fuego y todo sacrificio será salado con sal.
Buena es la sal, mas si la sal fuere desabrida ¿con
qué la adobaréis? Tened en vosotros mismos sal y
tened paz los unos con los otros (San Marcos 9, 43-50)

Deber de respetar a los más pequeños
Mirad que no tengáis en poco a alguno de
estos pequeños, porque os digo que sus ángeles en
los cielos ven siempre la faz de mi Padre que está
en los cielos. (San Mateo 18, 10)

Deber de velar por los pecadores
porque el Hijo del hombre ha venido para
salvar lo que se había perdido. ¿Qué os parece? Si
tuviese algún hombre cien ovejas y se descarriase
una de ellas, ¿no iría por los montes, dejadas las
noventa y nueve, a buscar la que se hubiera
descarriado? Y si aconteciese hallarla, de cierto
os digo que más se goza de aquella que de las
noventa y nueve que no se descarriaron. Así, no es
la voluntad de vuestro Padre que está en los
cielos que se pierda uno de estos pequeños. Por
tanto, si tu hermano pecare contra ti, ve y
redargúyele entre ti y él solos; si te oyere, has
ganado a tu hermano, mas si no te oyere, toma
aun contigo uno o dos para que en boca de dos o
de tres testigos conste toda palabra, y si no oyere
a ellos dilo a la iglesia, y si no oyere a la iglesia
tenle por un extraño y un publicano. (San Mateo 18, 11-17)
Mirad por vosotros: Si pecare tu hermano
repréndelo, y si se arrepintiere perdónale, y si
siete veces al día pecare contra ti y siete veces al
día se volviere a ti diciendo: Pésame, perdónale.
(San Lucas 17, 3-4) De cierto os digo que todo lo que
ligareis en la tierra será ligado en el cielo y
todo lo que desatareis en la tierra será desatado106
en el cielo. Otra vez os digo que si dos de vosotros
se convinieren en la tierra, de toda cosa que
pidieren les será hecho por mi Padre que está en
los cielos, porque donde están dos o tres
congregados en mi nombre, allí estoy en medio de
ellos. (San Mateo 18, 18-20)

Deber de perdonar
Entonces Pedro, llegándose a él, dijo: Señor,
¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que
pecare contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dice: No te
digo hasta siete, mas aún hasta setenta veces siete,
por lo cual el reino de los cielos es semejante a un
rey que quiso hacer cuentas con sus siervos y
comenzando a hacer cuentas le fue presentado
uno que le debía diez mil talentos, mas a éste, no
pudiendo pagar, mandó su señor venderle, y a su
mujer e hijos, con todo lo que tenía, y que se le
pagase. Entonces, aquel siervo, postrado, le
adoraba diciendo: Señor, ten paciencia conmigo y
yo te lo pagaré todo. El señor, movido a
misericordia de aquel siervo, le soltó y le
perdonó la deuda, y saliendo aquel siervo, halló
a uno de sus consiervos que le debía cien denarios
y, trabando de él, le ahogaba diciendo: Págame lo
que debes. Entonces, su consiervo, postrándose a
sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo
y yo te lo pagaré todo, mas él no quiso, sino que
fue y le echó en la cárcel hasta que pagase la
deuda. Y viendo sus consiervos lo que pasaba se
entristecieron mucho y viniendo declararon a
su señor todo lo que había pasado. Entonces,
llamándole su señor, le dice: Siervo malvado,
toda aquella deuda te perdoné porque me
rogaste, ¿no te convenía también a ti tener
misericordia de tu consiervo, como también yo
tuve misericordia de ti? Entonces, su señor,
enojado, le entregó a los verdugos hasta que
pagase todo lo que le debía. Así también hará con
vosotros mi Padre celestial si no perdonareis de107
vuestros corazones, cada uno a su hermano, sus
ofensas. (San Mateo 18, 21-35)

Justificación de todos los que obran por Cristo
Y respondióle Juan, diciendo: Maestro, hemos
visto a uno que en tu nombre echaba fuera los
demonios, el cual no nos sigue, y se lo prohibimos
porque no nos sigue. Y Jesús dijo: No se lo prohibáis
porque ninguno hay que haga milagro en mi
nombre que luego pueda decir mal de mí, porque
el que no es contra nosotros, por nosotros es. Y
cualquiera que os diere un vaso de agua en mi
nombre, porque sois de Cristo, de cierto os digo
que no perderá su recompensa. (San Marcos 9, 38-41)

Jesús vuelve a enseñar y sanar en Judea
Y aconteció que acabando Jesús estas
palabras se pasó de Galilea y vino a los términos
de Judea, pasado el Jordán (San Mateo 19, 1), y volvió el
pueblo a juntarse a él y de nuevo los enseñaba
como solía (San Marcos 10, 1), y los sanó allí. (San Mateo 19, 2)

Condiciones del matrimonio y del celibato
Entonces se llegaron a él los fariseos,
tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre
repudiar a su mujer por cualquiera causa? Y él,
respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que
los hizo al principio, macho y hembra los hizo y,
por tanto, el hombre dejará padre y madre y se
unirá a su mujer y serán dos en una carne? Así
que no son ya más dos sino una carne; por tanto,
lo que Dios juntó no lo aparte el hombre. Dícenle:108
¿Por qué, pues, Moisés mandó dar carta de
divorcio y repudiarla? Díceles: Por la dureza de
vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a
vuestras mujeres, mas al principio no fue así. Y
yo os digo que cualquiera que repudiare a su
mujer, si no fuere por causa de fornicación, y se
casare con otra, adultera, y el que se casare
con la repudiada, adultera. (San Mateo 19, 3-9) Y en
casa volvieron los discípulos a preguntarle de lo
mismo, y les dice: Cualquiera que repudiare a su
mujer y se casare con otra comete adulterio
contra ella, y si la mujer repudiare a su marido
y se casare con otro comete adulterio. (San Marcos 10,
10-12) Dícenle sus discípulos: Si así es la condición del
hombre con su mujer, no conviene casarse.
Entonces él les dijo: No todos reciben esta
palabra, sino aquellos a quienes es dado, porque
hay eunucos que nacieron así del vientre de su
madre y hay eunucos que son hechos eunucos por
los hombres y hay eunucos que se hicieron a sí
mismos eunucos por causa del reino de los cielos;
el que pueda ser capaz de eso, séalo. (San Mateo 19, 10-12)

Jesús y los niños
Entonces le fueron presentados unos niños
para que pusiese las manos sobre ellos y orase (San
Mateo 19, 13) y los discípulos reñían a los que los
presentaban, y viéndolo Jesús se enojó y les dijo:
Dejad a los niños venir y no se los estorbéis, (San
Marcos 10, 13, 14) porque de tales es el reino de Dios. De
cierto os digo que cualquiera que no recibiere el
reino de Dios como un niño, no entrará en él. (San
Lucas 18, 16-17)
Y tomándolos en los brazos, poniendo las
manos sobre ellos los bendecía. (San Marcos 10, 1 6 ) Y
habiendo puesto sobre ellos las manos se partió de
allí. (San Mateo 19, 15)

Abandono de los bienes materiales por el Reino de Dios
Y saliendo él para ir su camino, vino uno
corriendo, e hincando la rodilla delante de él,
le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para
poseer la vida eterna? Y Jesús le dijo: ¿Por qué me
dices bueno? Ninguno hay bueno sino sólo uno,
Dios. (San Marcos 10, 17-18) Y si quieres entrar en la vida
guarda los mandamientos. Dícele: ¿Cuáles? Y Jesús
dijo: No matarás, no adulterarás, no hurtarás,
no dirás falso testimonio, (San Mateo 19, 17-18) n o
defraudes, (San Marcos 10, 19) honra a tu padre y a tu
madre y amarás a tu prójimo como a ti mismo.
Dícele el mancebo: (San Mateo 19, 19-20) Maestro, todo esto
he guardado desde mi mocedad. (San Marcos 10, 20) ¿Qué
más me falta? (San Mateo 19, 20)) Entonces Jesús
mirándole, amólo y díjole: Una cosa te falta: (San
Marcos 10, 21) Si quieres ser perfecto, (San Mateo 19, 21) ve,
vende todo lo que tienes y da a los pobres y
tendrás tesoro en el cielo y ven, sígueme tomando
tu cruz. Mas él, entristecido por estas palabras,
se fue triste porque tenía muchas posesiones.
Entonces Jesús, mirando alrededor, dice a sus
discípulos: (San Marcos 10, 21-23) De cierto os digo, (San Mateo 19,
23) ¡Cuan difícilmente entrarán en el reino de Dios
los que tienen riquezas! Y los discípulos se
espantaron de sus palabras, mas Jesús,
respondiendo, les volvió a decir: ¡Hijos, cuan
difícil es entrar en el reino de Dios los que
confían en las riquezas! Más fácil es pasar un
camello por el ojo de una aguja que el rico
entrar en el reino de Dios. Y ellos se espantaban
más, diciendo dentro de sí: ¿Y quién podrá
salvarse? Entonces Jesús, mirándolos, dice: Para
los hombres es imposible, mas para Dios no, porque
todas cosas son posibles para Dios. (San marcos 10, 23-28)
Entonces, respondiendo Pedro le dijo: He aquí,
nosotros hemos dejado todo y te hemos seguido,
¿qué, pues, tendremos? Y Jesús les dijo: De cierto os
digo que vosotros que me habéis seguido, en la
regeneración, cuando se sentará el Hijo del
hombre en el trono de su gloria, vosotros110
también os sentaréis sobre doce tronos para
juzgar a las doce tribus de Israel. Y cualquiera
que dejare casas o hermanos o hermanas o padre
o madre o mujer o hijos o tierras (San Mateo 19, 27-29) por
causa de mí y del Evangelio, (San Marcos 10, 29) recibirá
cien veces tanto (San Mateo 19, 19), ahora en este tiempo,
de casas y hermanos y hermanas y madres e hijos
y heredades, con persecuciones, y en el siglo
venidero la vida eterna. (San Marcos 10, 30)

Muchos primeros serán postreros y muchos postreros, primeros
Empero muchos primeros serán postreros y
postreros primeros. (San Marcos 10, 31) Porque el reino
de los cielos es semejante a un hombre, padre de
familia, que salió por la mañana a ajustar
obreros para su viña, y habiéndose concertado
con los obreros en un denario al día los envió a
su viña y saliendo cerca de la hora de las tres
vio otros que estaban en la plaza ociosos y les
dijo: Id también vosotros a mi viña y os daré lo
que fuere justo, y ellos fueron. Salió otra vez
cerca de las horas sexta y nona e hizo lo mismo, y
saliendo cerca de la hora un décima, halló
otros que estaban ociosos y díceles: ¿Por qué estáis
aquí todo el día ociosos? Dícenle: Porque nadie nos
ha ajustado. Díceles: Id también vosotros a la
viña y recibiréis lo que fuere justo; y cuando fue
la tarde del día, el señor de la viña dijo a su
mayordomo: Llama a los obreros y págales el
jornal, comenzando desde los postreros hasta los
primeros. Y viniendo los que habían ido cerca de
la hora undécima, recibieron cada uno un
denario; y viniendo también los primeros,
pensaron que habían de recibir más, pero
también ellos recibieron cada uno un denario, y
tomándolo, murmuraban contra el padre de la
familia diciendo: Estos postreros sólo han
trabajado una hora y los has hecho iguales a
nosotros que hemos llevado la carga y el calor
del día. Y él, respondiendo, dijo a uno de ellos:111
Amigo, no te hago agravio, ¿no te concertaste
conmigo por un denario? Toma lo que es tuyo y
vete, mas quiero dar a este postrero como a ti.
¿No me es lícito a mí hacer lo que quiero con lo
mío? ¿O es malo tu ojo porque yo soy bueno? Así, los
primeros serán postreros y los postreros
primeros, porque muchos son llamados mas pocos
escogidos. (San Mateo 20, 1-16)

 

http://todoebook.com/EL-LIBRO-BLANCO-DE-JESUS-JESUS-ARGELINA-DIAZ-ESTRELLA-S_PEDRO-LibroEbook-ES-SPB0009729.html

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://elsecretodelasestrellas.wordpress.com/2014/09/27/los-cuatro-evangelios-en-uno-parte-17a/trackback/

RSS feed for comments on this post.

7 comentariosDeja un comentario

  1. 18/08/2013

  2. 24/08/2014 Mateo 24:35 Lucas 21:33

  3. La Ley Mateo 5:18 Lucas 16:17

    FIRST GREAT COMMAND

    YOU SHALL LOVE- YAHUAH YOUR ALAHYM WITH ALL YOUR HEART, BEING, AND MIGHT.

    “Amarás YAHUAH tu Alahym de todo tu corazón y de toda tu alma y de toda tu mente.”
    Marcos 12. Mateo 19.

    SECOND GREAT COMMAND YOU SHALL LOVE YOUR NEIGHBOR AS YOURSELF. Y el Segundo es semejante a éste:

    .“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”

    De estos dos mandamientos depende toda la turah (ley) y los profetas
    .
    Matthew/MathathYahu/ Mateo- 22:37, 44. Marcos 12. Mateo 5. Lucas 6. Galatas 5 2 Corintios 5. Romanos 13.

    Commandment #1: I AM YAHUAH

    Commandment #2: YOU HAVE NO OTHER MIGHTY-ONES AGAINST MY FACE

    Commandment #3: YOU DO NOT BRING THE NAME OF YAHUAH TO NAUGHT

    Commandment #4: REMEMBER THE SABBATH DAY

    Commandment #5: RESPECT YOUR FATHER & MOTHER

    Commandment #6: YOU DO NOT MURDER

    Commandment #7: YOU DO NOT COMMIT ADULTERY

    Commandment #8: YOU DO NOT STEAL

    Commandment #9: YOU DO NOT BEAR FALSE WITNESS

    Commandment #10: YOU DO NOT COVET

    Yahuah es Vida, y Yahusha es la Verdad y el Camino y la Vida.

  4. ^ B-r‘ashyth^ Bar^ Hijo ^Genesís 1 Juan 1^REVEALED! The Secret Meaning of The First Verse Of The Bible (Hidden Code!

  5. ^ B-r‘ashyth^ the Beginning of Life^

    Ammau’Al is Al with us Isaías 7:14. Mateo 1:23.

    YHUH = FATHER, SON, RU’ACH/SPIRIT

    The SON is the complete and only expression of the FATHER. In YHUH ha’Mashiah is the manifestation and revealing of all that the FATHER is.

    It is the SON that shows the FATHER, and the FATHER draws all to the SON. By the SON the FATHER is known, even as it has been recorded,

    “If you have seen me, you have seen the FATHER.” Juan 14:7

    http://yadahyah.blogspot.com.ar/2013/03/yah-beginning-of-life.html

  6. ^ The Alaph and The Tu ^ Yahuchanan alaph 2:2: And He Himself is an atoning offering for our sins, and not for ours only but also for all the world^.

  7. ^ Thanks YHUH ^ Psalm 148 ^ 1 Juan 5:7^


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: