Los cuatro Evangelios en Uno. parte 8ª

La Vida de Jesús contada por sus discípulos.

Los cuatro Evangelios en Uno.  (sin añadir ni una palabra que no salga en los Evangelios).

 

Jesus Damio 2

 

 

Cómo orar a Dios. El Padre Nuestro
Y cuando oras no seas como los hipócritas,
porque ellos aman el orar en las sinagogas y en
los lugares señalados de las calles, en pie, para
que sean vistos de los hombres. De cierto os digo
que ya tienen su pago. Mas tú, cuando oras,
éntrate en tu cuarto y, cerrada tu puerta, ora
a tu Padre que está en secreto, y tu Padre, que ve
en secreto, te recompensará en público. Y
orando, no seáis excesivos como los gentiles, que
piensan que por su verborrea serán oídos. No os
hagáis, pues, semejantes a ellos, porque vuestro
Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad antes que
vosotros le pidáis. Vosotros, pues, oraréis así:
Padre nuestro que estás en los cielos,
santificado sea tu nombre, venga tu reino; sea
hecha tu voluntad, como en el cielo así también
en la tierra; danos hoy nuestro pan cotidiano y
perdónanos nuestras deudas como también
nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no
nos metas en prueba sino líbranos del mal,
porque tuyo es el reino y la potencia y la gloria
por todos los siglos. Amén. (San Mateo 6, 5-14)

Persistir en la oración
Díjoles también: ¿Quién de vosotros tendrá un
amigo e irá a él a media noche y le dirá: Amigo,
préstame tres panes porque un amigo mío ha
venido a mí de camino y no tengo qué ponerle
delante, y él, de dentro, respondiendo, dijere: No
me seas molesto, la puerta está ya cerrada y mis
niños están conmigo en cama, no puedo
levantarme y darte? Os digo que, aunque no se
levante a darle por ser su amigo, cierto por su
importunidad se levantará y le dará todo lo que
habrá menester. Y yo os digo: Pedid y se os dará,
buscad y hallaréis, tocad y os será abierto,
porque todo aquél que pide recibe y el que busca
halla y al que toca se abre. (San Lucas 11, 5-10) ¿Qué
hombre hay de vosotros a quien si su hijo pidiere40
pan le dará una piedra y si le pidiere un pez le
dará una serpiente? (San Mateo 7, 9-10) O si le pidiere un
huevo, ¿le dará un escorpión? (San Lucas 11, 12) Pues si
vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas
a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que
está en los cielos dará buenas cosas a los que le
piden? (San Mateo 7, 11) ¿cuánto más vuestro Padre
celestial dará el Espíritu Santo a los que lo
pidieren de él? (San Lucas 11, 13)

Hacer penitencia para Dios y no para los hombres
Y cuando ayunáis, no seáis como los
hipócritas, penitentes, porque ellos demudan sus
rostros para parecer a los hombres que ayunan.
De cierto os digo que ya tienen su pago. Mas tú,
cuando ayunas, unge tu cabeza y lava tu rostro
para no parecer que ayunas a los hombres, sino
a tu Padre que está en secreto, y tu Padre, que ve
en secreto, te recompensará en público. (San Mateo 6, 16-
18)

El bien nace en el interior
La lámpara del cuerpo es el ojo, así que si tu
ojo fuere veraz todo tu cuerpo será luminoso,
Mas si tu ojo fuere malo todo tu cuerpo será
tenebroso. Así que si la lumbre que en ti hay son
tinieblas, ¿cuántas serán en ti las mismas
tinieblas? (San Mateo 6, 22-23)

La verdadera riqueza es espiritual
Y Dijo a sus discípulos: (San Lucas 12, 22) No os hagáis
tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín
corrompe y donde ladrones minan y hurtan,
sino (San Mateo 6, 19) Haceos bolsas que no se envejecen,
tesoro en los cielos que nunca falta, (San Lucas 12, 33)
donde ni polilla ni orín corrompe y donde41
ladrones no minan ni hurtan. Porque donde
estuviere vuestro tesoro, allí estará vuestro
corazón. (San Mateo 6, 20-21) Vended lo que poseéis y dad
limosna. (San Lucas 12, 33)

Confianza en la providencia de Dios
Por tanto os digo: No os acongojéis por
vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de
beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir:
¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo
que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no
siembran, ni siegan, ni acumulan en almacenes, y
vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois
vosotros mucho más que ellas? Mas, ¿quién de
vosotros podrá, preocupándose, añadir a su
estatura un codo? (San Mateo 6, 25-27) Pues si no podéis
aun lo que es menos, ¿para qué estaréis afanosos
de lo demás? (San Lucas 12, 26) Por el vestido, ¿Por qué os
acongojáis? Observad los lirios del campo cómo
crecen: no trabajan ni hilan, mas os digo que ni
aun Salomón con toda su gloria fue vestido así
como uno de ellos. Y si la hierba del campo que
hoy existe y mañana es echada en el horno, Dios
la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros,
hombres de poca fe? (San Mateo 6, 28-30) Vosotros, pues, no
os forcéis por qué hayáis de comer o qué hayáis de
beber. (San Lucas 12, 29) No os acongojéis, pues, diciendo
¿qué comeremos? o ¿qué beberemos? o ¿con qué nos
cubriremos? (San mateo 6, 31), ni estéis en ansiosa
turbación, (San Lucas 12, 29) porque los gentiles buscan
todas estas cosas, que vuestro Padre celestial sabe
que de todas estas cosas habéis menester, sino
buscad primeramente el reino de Dios y su justicia
y todas estas cosas os serán añadidas. (San Mateo 6, 32-33)
No temáis, manadilla, porque al Padre ha
placido daros el reino. (San Lucas 12, 32) Así que no os
acongojéis por el día de mañana, que el día de
mañana traerá su fatiga. Basta al día su afán.
(San Mateo 6, 34)

Menosprecio de las riquezas
Ninguno puede servir a dos señores, porque o
aborrecerá al uno y amará al otro o se
llegará al uno y menospreciará al otro. No
podéis servir a Dios y a Mammon (riqueza). (San
Mateo 6, 24)
Discreción de la sabiduría
No deis lo santo a los perros ni echéis
vuestras perlas delante de los puercos para que
no las rehuellen con sus pies y se vuelvan y os
despedacen. (San Mateo 7, 6)
Admiración ante las palabras de Jesús
Y fue que como Jesús acabó estas palabras,
las gentes se admiraban de su doctrina, porque
les enseñaba como quien tiene autoridad y no
como los escribas. (San Mateo 7, 28-29)

Un leproso curado por Jesús
Cuando descendió del monte, le seguían
muchas gentes. (San Mateo 8, 1) Y aconteció que estando
en una ciudad, he aquí un hombre lleno de lepra,
el cual, viendo a Jesús, postrándose sobre el
rostro, le rogó (San Lucas 5, 12), e hincada la rodilla,
le dice: (San Marcos 1, 40) Señor, si quieres puedes
limpiarme. (San Lucas 5 , 12) Y Jesús, teniendo
misericordia de él, extendió su mano y le tocó, y
le dice: Quiero, sé limpio. Y así que hubo él
hablado, la lepra se fue luego de aquél, y fue
limpio. Entonces le advirtió y despidióle luego, y le
dice: (San Marcos 1, 41-44) Mira, no lo digas a nadie, mas
ve, muéstrate al sacerdote (San mateo 8, 4) y ofrenda
por tu limpieza como mandó Moisés para que
sirva de testimonio a ellos. (San Lucas 5, 14) Mas ido él,
comenzó a publicarlo mucho y a divulgar el43
hecho, de manera que (San Marcos 1, 45) tanto más se
extendía su fama y se juntaban muchas gentes a
oír y ser sanadas de sus enfermedades. (San Lucas 5, 15)
Ya Jesús no podía entrar manifiestamente en la
ciudad, sino que estaba fuera en los lugares
desiertos. (San Marcos 1, 45) se apartaba a los desiertos y
oraba (San Lucas 5, 16) y venían a él de todas partes. (San
Marcos 1, 45)

Jesús libra de la muerte al criado del centurión
Entró en Cafarnaúm, y el siervo de un
centurión, al cual tenía éste en estima, estaba
enfermo y a punto de morir, y como oyó hablar
de Jesús, envió a él los ancianos de los judíos,
rogándole que viniese y librase del mal a su
siervo (San Lucas 7, 1-3): Señor, mi mozo yace en casa
paralítico, gravemente atormentado. (San Mateo 8, 6)
Y viniendo ellos a Jesús, rogáronle con
diligencia, diciéndole: Porque es digno de
concederle esto, que ama nuestra nación y él nos
edificó la sinagoga. Y Jesús (San Lucas 7, 4-6) dijo: Yo iré y
le sanaré. Y (San Mateo 8, 7-8) fue con ellos, mas como
ya no estuviesen lejos de su casa, envió el
centurión amigos a él diciéndole:
Señor, no te incomodes, que no soy digno que
entres debajo de mi techado, por lo cual ni aun
me tuve por digno de venir a ti, mas di la
palabra y mi criado será sano, porque también
yo soy hombre puesto bajo mando, que tengo
debajo de mí soldados, y digo a éste: ve, y va; y al
otro: ven, y viene, y a mi siervo: haz esto, y lo
hace.
Lo cual oyendo Jesús, se maravilló de él, y
vuelto, dijo a las gentes que le seguían: (San Lucas 7, 6-9)
De cierto os digo que ni aun en Israel he hallado
fe tanta. Y os digo que vendrán muchos del
oriente y del occidente y se asentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos,
mas los hijos del reino serán echados a las44
tinieblas de afuera. Allí será el lloro y el crujir
de dientes.
Entonces, Jesús dijo al centurión: ve, y como
creíste te sea hecho. Y su mozo fue sano en el
mismo momento. (San Mateo 8, 10-13) Y vueltos a casa los
que habían sido enviados, hallaron sano al
siervo que había estado enfermo. (San Lucas 7, 10)

Jesús libera a un endemoniado en Cafarnaúm
Y Entraron en Cafarnaúm, y luego, los
sábados, entrando en la sinagoga, enseñaba, y se
admiraban de su doctrina porque los enseñaba
como quien tiene poder y no como los escribas, y
había en la sinagoga de ellos un hombre (San Marcos 1,
21-23) que tenía un espíritu de un demonio inmundo
(San Lucas 4, 33), el cual dio gritos diciendo: ¡Ah! (San Marcos
1, 23-24) Déjanos, ¿qué tenemos contigo, Jesús
Nazareno? ¿Has venido a destruirnos? Yo te
conozco quién eres: el Santo de Dios. (San Lucas 4, 34) Y
Jesús le riñó diciendo: Enmudece y sal de él. Y el
espíritu inmundo, zarandeándole y clamando a
gran voz, (San Marcos 1, 25-26) derribándole en medio,
salió de él y no le hizo daño alguno. Y hubo
espanto en todos (San Lucas 4, 35-36) y Todos se
maravillaron de tal manera que inquirían
entre sí (San Marcos 1, 27) y hablaban unos a otros,
diciendo: (San Lucas 4, 36) ¿Qué es esto? ¿Qué nueva
doctrina es esta, (San Marcos 1, 27) que con autoridad y
potencia, (San Lucas 4, 36) aun a los espíritus inmundos
manda y le obedecen? (San marcos 1, 27) Y la fama de él
se divulgaba de todas partes por todos los
lugares de (San Lucas 4, 37) la provincia alrededor de
Galilea. (San Marcos 1, 28)

Jesús echa a la fiebre de la suegra de Pedro
Y Levantándose Jesús de la sinagoga, (San Lucas 4,
38) saliendo de la sinagoga, vinieron a casa de
Simón y de Andrés con Jacobo y Juan. (San Marcos 1, 29)45
Entró en casa de Simón (San Lucas 5, 38) y la suegra de
Simón estaba acostada con calentura y le
hablaron luego de ella (San Marcos 1, 30) y le rogaron
por ella. (San Lucas 5, 38) Entonces, llegando él, (San Marcos 1,
31) e inclinándose hacia ella, riñó a la fiebre, (San
Lucas 5, 39) la tomó de su mano y la levantó y luego
(San Marcos 1, 31) la fiebre la dejó (San Lucas 5, 39) y les servía.
(San Marcos 1, 31)

Curaciones de Jesús al atardecer
Y cuando fue la tarde, luego que el sol se
puso, traían a él todos los (San marcos 1, 32) enfermos de
diversas enfermedades (San Lucas 5, 40) y endemoniados
y toda la ciudad se juntó a la puerta (San Marcos 1, 32-33)
y él, poniendo las manos sobre cada uno de ellos,
los sanaba. (San Lucas 5, 40) Y echó de ellos los demonios
Con la palabra y sanó todos los enfermos para
que se cumpliese lo que fue dicho por el profeta
Isaías, que dijo: Él mismo tomó nuestras
enfermedades y llevó nuestras dolencias. (San mateo 8,
17) Y salían también demonios de muchos, dando
voces y diciendo: Tú eres el Hijo de Dios. Mas
riñéndoles, no les dejaba hablar, porque sabían
que él era el Cristo (San Lucas 5, 41) y no dejaba decir a
los demonios que le conocían. (San Marcos 1, 34)

Jesús no se debe a las masas, sino a su misión
Y levantándose muy de mañana, aun muy de
noche, salió y se fue a un lugar desierto, y allí
oraba (San Marcos 1, 35), y las gentes le buscaban y
vinieron hasta él y le detenían para que no se
apartase de ellos. Mas él les dijo: Que también a
otras ciudades es necesario que anuncie el
Evangelio del reino de Dios, porque para esto soy
enviado. (San Lucas 4, 42-43) Y le siguió Simón y los que
estaban con él, y hallándole, le dijeron: Todos te
buscan. Y les dice: Vamos a los lugares vecinos
para que predique también allí, porque para
esto he venido. Y predicaba en las sinagogas de46
ellos en toda Galilea y echaba fuera los demonios
(San Marcos 1, 36-39).

Abandono de todo por seguir a Jesús
Y viendo Jesús muchas gentes alrededor de sí,
mandó pasar a la otra parte del lago, y
llegándose un escriba, le dijo: Maestro, te seguiré
donde quiera que fueres. Y Jesús le dijo: Las
zorras tienen cavernas y las aves del cielo nidos,
mas el Hijo del hombre no tiene donde recueste su
cabeza. (San Mateo 8, 10-29) Y dijo a otro: Sígueme. Y él
dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a
mi padre. Y Jesús le dijo: Deja a los muertos que
entierren a sus muertos y tú ve y anuncia el
reino de Dios. Entonces también dijo otro: Te
seguiré, Señor; mas déjame que me despida
primero de los que están en mi casa. Y Jesús le
dijo: Ninguno que poniendo su mano al arado
mira atrás es apto para el reino de Dios. (San Lucas 9,
59-62)

 

http://todoebook.com/EL-LIBRO-BLANCO-DE-JESUS-JESUS-ARGELINA-DIAZ-ESTRELLA-S_PEDRO-LibroEbook-ES-SPB0009729.html

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://elsecretodelasestrellas.wordpress.com/2014/07/19/los-cuatro-evangelios-en-uno-parte-8a/trackback/

RSS feed for comments on this post.

11 comentariosDeja un comentario

  1. Shabath Shalum to all those who love & respect our Father – YAHUAH!

    • scribes/Pharisees almost 7000x with “the LORD” –”El Señor” as it is written,

      the scribes and Pharisees don’t enter into His Rest

      Ya se conoce quien fue el transliterador de la Escritura, tiene dos nombres, y no era del Pueblo del Señor.

      Por eso nos piden que por Favor usemos siempre el Verdadero Nombre del Señor en nuestras oraciones.

      Y por eso el Señor decía Padre Guárdalos en Tu Nombre.

      tu Palabra es Verdad.

      Gracias a Nuestro único Padre y Maestro.

  2. esmeralda gamez moreno commented on El Papa Francisco es el número 7º-bis, no el 8º. El octavo será quien le suceda.

    La Iglesia Católica se ha visto confrontada por las Sagradas Escrituras que la niegan como Iglesia, se vio confrontada con las …

    soy cristiana quiero desirte jose que en 1999 tuve una vicion y dios me dijo que el 2016 resucita juan pablo 2 dios te bendiga

    • Esmeralda por tu ortografia entiendo tus delirious mesianicos..pero no le des mas cuerda a Jose que esta cada dia peor.
      Ya no le quedan fechas para terminar con el mundo..y tengo la sospecha que se va a morir esperando y desgastandose buscando el fin y sus causas.
      Etiende Juan Pablo II no puede resucita porque solo Jesus lo hizo.. todo lo que diga Jose con delirious y creo deberia consultar un siquiatra..

      • heylel, es su nombre o satanás, los buhos bichos, no pueden resucitar a nadie, pero si pueden afectar nuestras mentes-almas, quien adore entidades juzgadas o humanos se perderá la posiblidad de vivir en salud y tiener la Vida Eterna.

        Nuestro Padre Celestial, nos ama a todos sus Hijos e Hijas y nos cuida siempre.

        Cuidado con la tecnología y dudosas videncias.

        Atte.

        Tiempos Finales

  3. No asesines

    phonos (fon-yooce’); a murderer (always of criminal (or at least intentional) homicide; sikarios (sik-ar’-ee-os)– murderer. an assassin, murderer, bandit; one of the Sicarii.

    Ratsach (raw-tsakh’) : to murder, slay Short Definition: manslayer
    No asesines.

    No cometerás homicidio. No matarás.

    Thou shalt not kill. Thou shalt do no murder.

    U ‘Alah Shamuth (Éxodo) 20:13
    ‘Alah Ha Dabarym (Deuteronomio) 5:17

    Marcos 10:19 Y`aqb (Santiago) 2:11
    MathathYahu (Mateo ) 5:21,22, 13:38
    Romanos 13:9, 1 Timoteo 1: 9,10

    Yahuchanan (Juan) 8:41, 8:44

    1 Yahuchanan (Juan) 3:15

    Chazun (Apocalipsis) 9:21, 21:18, 22:15.

  4. Padre nuestro que estás en los Cielos, Santificado sea tu Nombre.
    Lucas 11:2 Mateo 6:9

    Este es el Primero y el Grande Mandamiento.

    “Amarás YAHUAH tu Aluah de todo tu corazón y de toda tu alma y de toda tu mente.”

    Y el Segundo es semejante a éste:.

    “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”

    De estos dos mandamientos depende toda la turah (ley) y los profetas.

    Matthew/MathathYahu/ Mateo- 22:37, 44.

    Yahuah es Vida, y Yahusha es la Verdad y el Camino y la Vida.

  5. “Like a modern day Saul of Tarsus, I saw the light”

    Divine intervention leads to over £200k for charity from sale of gold sovereigns

    July 11, 2014 11:08 am | Posted by the-saleroom

    http://blog.the-saleroom.com/sold-at-auction/divine-intervention-leads-200k-charity-sale-gold-sovereigns/?utm_source=newsletter_up613&utm_medium=email&utm_campaign=update_mc&utm_content=blog2

    La Sagrada Escritura (Biblia) y Nuestro Señor Yahusha (Jesucristo) , pueden modificar el sentir y el corazón y mente de las personas.

    Pedido de la familia planetaria del Señor Use y Ame sus Nombres.

    Gracias Padre.

    Atte,

    Tiempos Finales

  6. The Alaph and The Tu .No Hay Otro Padre Celestial

  7. Gracias Padre


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: