Quiero afirmar que también la Iglesia Romana del Concilio de Trento no es la Iglesia de Jesucristo o de YahuSha.

José. Aquí 12;29 minutos de este miércoles 09 de abril. Allí ya son las 5:29 hs. Acabo de leer la Web donde publicaste mi carta a Carolina y después se siguieron los comentarios. Al final se citan las palabras de un Mensaje mío como para corroborar lo dicho en los comentarios.

1º Es evidente que los comentarios defienden la Iglesia Romana anterior al Concilio Vaticano II o mejor a la Iglesia Romana del Concilio de Trento.
Yo quiero esclarecer y en este esclarecimiento, quiero afirmar que también la Iglesia Romana del Concilio de Trento no es la Iglesia de Jesucristo o de YahuSha.
Sin lugar a dudas que la del Concilio Vaticano II reverbera la Iglesia Católica y Satánica. Yo no tengo ni la menor duda. Yo no dudo ni un poco que desde Juan XXIII hasta Francisco I, exceptuando a Juan Pablo I, por eso duró poco y lo mataron, todos los demás son y fueron masones declarados y confesos.
Hoy por hoy no existe la Iglesia Católica Apostólica Romana que Generaciones anteriores, conocieron. Hoy existe una Iglesia Católica Apostólica Romana Satánica, totalmente dominada por masones, iluminatis y, desde luego, por Lucifer, Satanás. De esto no tengo la menor duda.

2º Mi Mensaje citado al final de los comentarios se refiere a la totalidad de la Iglesia Católica Apostólica Romana, desde sus primordios, desde Constantino I. Se refiere a la totalidad de la Iglesia Católica Apostólica Romana, como Institución Religiosa y como una pretensa Iglesia de Jesucristo o de YahuSha.
Toda la Iglesia Romana, desde sus fundamentos, es contra la Persona de Jesucristo. Nunca pero nunca, existió aquí la Iglesia de Jesucristo. Sólo en época del propio Jesucristo y después de Él, hasta más o menos, finales del siglo II. O sea 150 o 180 DC. A partir de allí, esa Iglesia de Jesucristo, se apagó porque poco a poco mediante los Concilios siguientes fue abandonando la Doctrina, el Espírito de Jesucristo y transformándose en una Iglesia pseudo cristiana que incorporó el paganismo del Imperio Romano, es decir, bautizó de cristiano el Paganismo Romano y se hizo Iglesia Catolica Apostolica Romana.

(más…)