la Profecía del Apocalipsis es pero muy fuerte y también muy directa, muy clara. Y deja las personas asustadas, sin respuesta.

José. Agradezco tu comentario. Lo que pasa y me parece, supongo, es que la Profecia es pero muy fuerte y también muy directa, muy clara. Y deja las personas asustadas, sin respuesta. Sienten que no están a la altura de esa Profecía y se apavoran porque entienden que deben mudar muchísimo. Abandonar todo un pasado de siglos. Abandonar sus antepasados. Sus familias. Abandonar toda una cultura. En la práctica, José, toda una civilización y por entera que ha venido desenvolviéndose. Abandonar valores religiosos. Toda una religión y una iglesia que durante siglos los han mantenido en el camino supuesto de la salvación y que de repente todo se viene abajo, se derrumbay no  hay nada para poner en su lugar. Hay un vacío existencial tremendo. Yo digo más. Digo hasta un abismo existencial.