El Papa Francisco puede ser la bestia del Apocalipsis, la bestia que era y ahora es.

Quizás este pastor evangélico tenga la razón, y Francisco es la bestia que era y ahora es, el octavo Papa.

Lo malo es que si tiene razón, nos quedarían siete años, porque el anticristo estaría a punto de hacer su aparición. Estaríamos ya en el fin del mundo. Ahora llegaría lo que hace tanto anunciamos, la tribulación.