La sucesión de Benedicto XVI debe ajustarse a la Profecía del Apocalipsis.

vtic9

No hay duda que es una señal divina

La Biblia es palabra de Dios, el Apocalipsis es palabra de Dios, y si es palabra de Dios, lo que allá diga deberá cumplirse. Podría objetarse que la interpretación que hacemos al 17-9 y siguientes está equivocada, pero la muerte de Benedicto XVI no solo confirma la primera parte de la Profecía, sino que la hace cierta.

La muerte del Papa Benedicto XVI confirma no solo la profecía en el sentido de que deberá durar breve tiempo, lo más preocupante es que confirma que Benedicto XVI es el séptimo Papa-rey, y por lo tanto quien le suceda será el falso profeta, y en un 99,99% parece que no puede ser otro que Juan Pablo II.

Pero si eso sucede también deberá ser cierto que se presentará muy pronto el Anticristo, y entonces tendremos 3 años y medio de paz y prosperidad, y luego 3,5 años de caos, muerte y destrucción. y entonces Jesús, Yahusha, bajará del cielo por tercera vez, pero no para vernos y entendernos, y darnos las soluciones a nuestros problemas, como ahora Sandro hace, sino que bajará con su ejército para librar la última batalla contra el innombrable. Y para confirmarlo todo, pronto tendremos un gran terremoto, que será la señal de que se levantará el sexto sello, y se iniciará así el Apocalipsis.

Por eso Carlos Humberto decía ayer que le preocupaba mucho el hecho de que el mundo no viera el sentido profético que la dimisión de Ratzinger ha tenido ahora en el mundo, y las consecuencias que van a tener.

Creo que vale la pena poner como artículo parte de los comentarios de ayer, pues son muy instructivos.

(más…)

Anuncios