Nos quedan 4 días de 40 para aprender a amar, y no lo vamos a hacer.

La divina proporción, el número phi