Quedan 33 días de gracia para la conversión de la humanidad a Yahusha, (Jesucristo), evitando así la Tribulación del Apocalipsis.

Quedan 33 días de gracia para la conversión de la humanidad a Yahusha, (Jesucristo), evitando así la Tribulación del Apocalipsis.

On 27 diciembre 2012 at 1:55 Juan said:

Vuelvo a preguntar una vez más:
¿Podrían señalarme en qué parte de las Sagradas Escrituras viene que “el Apocalipsis puede detenerse o evitarse” si la humanidad “cambia sus modos”?, o dicho con palabras que el mismo Sr. José publicó:

¿En que parte de las Sagradas Escrituras dice que Dios “permitirá que no se cumpla lo escrito en el Apocalipsis de San Juan, y nos permitirá vivir con todas nuestras comodidades, pero sin crisis, y sin guerras” si todos se convierten?

Juan te voy a contestar, en ningún sitio de la Biblia lo dice. Este plazo es una gracia de Dios que se nos concede ahora, 40 días desde el 21-12-2.012, como a Nínive, para demostrar a la humanidad que aún estando escrito su futuro, Dios nos ama tanto que nos da otra oportunidad, una oportunidad única, NO SE VA A REPETIR y falta ver si la sabremos aprovechar o no.

En el artículo del día 27-12-2.012 ya os di la clave:

No sé si lo veis, no se trata de discutir si el mensaje es verdadero o no, es el mismo mensaje de Juanca, pero hecho por Dios, no se trata de discutir sobre el mensajero, se trata de discutir sobre el mensaje, se trata de evitar el suicidio colectivo de la humanidad ahora que puede. La potencialidad existe para cambiar, otra cosa es que la soberbia nos gane la partida y que al final las cosas se cumplan como están escritas, pero siempre quedará constancia, y son cientos   de lectores cada día que dan testimonio de ello, que Dios nos dio una oportunidad, y la humanidad debe ver si la aprovecha o no.

¿Entonces si no va a llegar a todo el mundo, para qué el mensaje, con qué objetivo?. Para demostrar el amor incondicional que Dios tiene por la humanidad, porque nos da una oportunidad que jamás antes se había dado a la humanidad, un periodo de gracia para convertirnos a Él.

(más…)