Quedan 37 días de gracia para evitar la tribulación. ¿De qué se trata la Tribulación?

¿De qué se trata la Tribulación?

El horror sin paralelo de la Tribulación está explicado detalladamente tanto en las Escrituras Hebreas como en el Nuevo Testamento. Isaías escribió que será un día del “terror del Señor” cuando “el orgullo de los hombres será abatido” (Isaías 2;10 Métete en la peña, escóndete en el polvo, de la presencia temible de Jehová, y del resplandor de su majestad.,17,19 La altivez del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y solo Jehová será exaltado en aquel día.
2:18 Y quitará totalmente los ídolos.
2:19 Y se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, por la presencia temible de Jehová, y por el resplandor de su majestad, cuando él se levante para castigar la tierra. ). Sofonías proclamó que será un “día de ira”, un “día de angustia y de aprieto” y un “día de destrucción y de asolamiento”. Los hombres tropezarán como si estuvieran ciegos y “la sangre de ellos será derramada como polvo” (Sofonías 1:15,17 Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento,
1:16 día de trompeta y de algazara sobre las ciudades fortificadas, y sobre las altas torres.
1:17 Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos, porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como estiércol.
1:18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra.).

Este cuadro sombrío se repite en el Nuevo Testamento. Jesús dijo que será un tiempo de tribulación “cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá”. De hecho, Jesús dijo que será tan terrible que si no fuera detenido al final de los siete años, resultaría en la destrucción de toda la vida (Mt. 24:21-22 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.

(más…)