Juan tu misión ya está cumplida porque has dicho todo lo que tenias que decir, Mis Mensajes terminan aquí.

Bueno. Mira José. Eran por vuelta de las 18:00 hora del sol de este jueves 19 de abril de 2012. La hora de la oración. Yo estaba en oración o mejor meditación, mirando los árboles enfrente de mí, en el jardín. Con bastante picazón en mi cuerpo pues estoy con alergia.

Cuando escucho muy suavemente dentro de mí.

“Juan. Estás liberado. Tu misión ya está cumplida porque has dicho todo lo que tenias que decir y si han creído o aceptado o no, problema de cada uno. Tu, has hecho lo que debías. Mis Mensajes terminan aquí.”

Después dice.

“Y te agradezco”.

No, Le respondo, no. Quien debe agradecer soy yo a Usted. Y continuó.

“Yo te cuidaré muchísimo y te protegeré.

Serás conducido a un lugar muy retirado y muy lejos de aquí, (refiriéndose a España). Serás reservado para lo que viene después del Gran Caos, precisaré de ti. Tu no verás nada. Sabrás de los acontecimientos por Mí. Nada ni nadie te tocará y ni sabrán que existes. Vivirás con la Naturaleza, los árboles que tanto amas y lloras por ellos. Y junto a las aguas. Nada te faltará. Yo seré tu Providencia.”

Interpreté que puede ser la Cordillera de los Andes, en Argentina (Salta?) o en la Sierra de la Mantiqueira, en São Paulo (SP) Brasil. Allí es el cuadro que Él me describió por la belleza natural y por la soledad.

Me quedé estático. En silencio. No sabía qué responder. Y continuó.

(más…)