Por eso os digo: No perdamos tiempo…

Hola a todos. He venido siguiendo los comentarios que muchos de ustedes han hecho a los fragmentos que José ha venido publicando aquí. Como un simple observar me he mantenido a raya sin hacer comentario alguno (muchas veces mordiéndome de ganas de hacerlo!).
Pero hoy me tomó la libertad de decirles que más allá de credo, religión, condición social, raza, nivel intelectual, etc, etc; ante los ojos de DIOS CREADOR somos todos iguales. Somos todos sus ciervos.
Imperfectos, mortales, incompletos…
ÈL nos ha dado un don divino: el libre albedrío. La capacidad de razonamiento, de discernimiento por la cual somos de alguna manera “dueños” de nuestro futuro, de nuestro destino. Estamos en un momento “bisagra” de la historia de la humanidad. Es un tiempo de reflexión en el cual debemos encontrarnos con nuestro Yo interior, con “el ser divino” que habita dentro de todos nosotros. El CREADOR nos ha hecho un colosal regalo. Un tesoro inigualable: nuestra alma eterna.

Os digo:
No perdamos tiempo.
Toleremos a los que no piensan igual a nosotros.
Ayudemos de alguna manera a despertar la divinidad interior en los demás.
No perdamos tiempo.
No defendamos doctrinas, sistemas, verdades artificiales creadas por otros hombres;
pues todo eso es imperfecto, corruptible, perecedero,
por ende falso.
Busquemos la VERDAD en nosotros mismos.
Nosotros somos nuestra propia iglesia.
Somos nuestro propio templo.
Busquemos la salvación en nosotros mismos.
No perdamos tiempo.
Aceptemos la única VERDAD absoluta y posible:
DIOS…
Que a través de su hijo, Jesús, nos ha enviado una luz en medio de la oscuridad en la que habitamos.

(más…)