Te pido Señor que no dejes endurecer mi corazón y que me des fuerzas para seguir ganándote más soldados fieles a ti.

Jesús, tú no fuiste un hombre criticón ni difícil de complacer. No obstante al igual que tú yo siento mucha indignación por las cosas que suceden hoy en la tierra. Estoy aquí reunido con mis hermanos en tu web. Feliz de estar con ellos y contigo.

Jesús, tú sabes que estamos un poco indignados con aquellas falsas organizaciones religiosas que afirman representarte. Les metemos caña por un tubo.

Jesús, tú que eres grande y nuestro redentor ya lo advertiste: que no todos los que te llamaran “Señor,Señor” entrarían en el reino de los cielos.

Tú nos dijiste: “salir, salir de allí pueblo mío”.

Nosotros los aquí presentes que estamos leyendo este comentario dedicado a ti formamos parte de tu rebaño. Y tú quieres lo mejor para mí. Tú distes instrucciones a unos señores  : “de que nos lamentarán espiritualmente y nos enseñaran la verdad de la Palabra de Dios y nos ayudaran espiritualmente puros” (Juan 21:15-17) y no lo están haciendo.

Por eso me encuentro hoy aquí. Entre gente que estamos intentando ser mejores cristianos.

¡Qué privilegió tan grande es hacerte feliz mi Rey! Aportando mi pequeño granito de arena.

Te pido señor que no dejes endurecer mi corazón y que me des fuerzas para seguir ganándote más soldados fieles a ti.

Published in: on 27 octubre 2010 at 11:05  Comments (43)  
Tags: ,