La Armadura del soldado de Cristo Ef:6:13-18

PASOS PARA PREPARNOS PARA LA PELEA

TOMAD TODA LA ARMADURA. El cristiano estará en lucha hasta que halla acabado todo, es decir hasta el final de su vida o hasta a que Cristo regrese.

ESTAR FIRMES ANTES DE COMENZAR LA PELEA. El ser un soldado requiere firmeza tanto en: su carácter, su obra, su decisión y su fe.

LA ARMADURA DEL CREYENTE, (EL CINTURÓN )

Ceñidos los lomos con la verdad. Todo cristiano que desea ganar la batalla contra el enemigo debe de comenzar               con la verdad. En (Pr:23:23) dice: “compra la verdad y no la vendas”. La verdad es Cristo, La verdad no es un                     destino, ES UN CAMINO. La verdad es el evangelio. La verdad es la base principal del creyente.

Andar en mentira es andar en pecado. Un creyente que anda en mentiras no puede tener una relación buena con               Jesucristo, su comandante en jefe. El pecado es interferencia en las ondas de comunicación del creyente.

LA CORAZA . Vestidos con la coraza de Justicia. Uno de los requerimientos mas importantes para el creyente es la Justicia. (Flp:1:11) dice “llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios”. Es un mandamiento buscar y obtener la justicia de Dios.

EL CALZADO. La paz. El creyente debe de estar siempre preparado para llevar el evangelio de Cristo el cual es paz. Jesucristo dijo: “Mi paz os dejo, mi paz os doy, no como el mundo la da yo os la doy”.

EL ESCUDO. Sobre todo, tomad el escudo de la fe para apagar los dardos del maligno. La fe es un arma de defensa y protección para el creyente.

EL CASCO O YELMO. Muchas de las batallas del cristiano son libradas en la mente. Con el casco sobre su cabeza tipo espiritual de la esperanza de salvación. (1Ts:5:8). En medio de una guerra espiritual el cristiano debe de tener la seguridad de su salvación.

LA ESPADA. Tomad la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. La espada es la única arma de ofensa del cristiano, La Biblia y especialmente el Nuevo Testamento.

CONCLUSIÓN. Seremos salvos solo por la FE en Jesús y en el Padre, rezaremos Su Padre Nuestro, santificaremos los sábados y cumpliremos los mandamientos de Éxodo 20, esta es nuestra armadura para vencer al maligno.

Published in: on 6 octubre 2010 at 10:30  Comments (68)  
Tags: ,