LAS BALANZAS DEL JUICIO FINAL

Los demónios aman en forma absoluta el convencer a la gente pagana del mundo de que, en la Silla del Juicio, todas las obras de una persona, y sus pensamientos, serán puestos en la otra balanza. La persona irá al cielo si las “buenas obras” pesan más que las malas, pero va al infierno si las malas superan en peso a las buenas.

Amigos islamistas, ¿no es en esto que creéis?, pues por ello vais a la segunda resurrección, la de casi todos, los buenos y los malos, solo Jesús es la salvación, pero que entendáis esto los islamistas es como pretender que mi pastor alemán toque al piano una pieza de Bach, por eso mejor no discutir con fundamentalistas primitivos e incultos, no perdamos el tiempo, y como esta verdad es conocida por Dios, Él os envió a Mahoma para crear una religión que os sacara del paganismo global, para que os acercarais a Dios, porque sabía que no tenéis suficiente sensibilidad para entender y sentir la divinidad de Jesús, por eso la intentáis atacar, justamente en la web de Jesús, en la web de Dios.

El Islam es una religión que cumple con los mandamientos de la Ley de Dios, por eso digo que es la única religión que respeto, todas las demás están infiltradas por Satán, por ahora, solo por ahora, porque el Eucumenismo los va a absorver, y los va a convertir en una única religión mundial a las órdenes de Satán.

Volviendo al tema de hoy, la persona irá al cielo si las “buenas obras” pesan más que las malas, pero va al infierno si las malas superan en peso a las buenas. Este concepto es muy bueno para el Anfitrión del Infierno por varias razones:

1. Es una mentira, sacada directamente del Pozo del Infierno, y niega la gloriosa promesa del Regalo Gratis del Evangelio de Jesucristo.

2. Esta creencia carga a la persona con una miríada de sentimientos de culpa, temor y depresión a través de su vida, pero especialmente a medida que él o ella se acerca al final de su vida. Cada persona normalmente está tan negra de pecado que no puede hacer suficientes buenas obras para compensar por los pecados que creó mientras vivió su vida.

3. El resultado es una muerte aterradora. Ya que Satanás enseña que el poder oculto deriva de una muerte llena de terror y espanto, siempre hemos querido que las personas mueran en un temor tan grande como sea posible.

Mientras se deslizan al pozo de la muerte, muchos están absolutamente consumidos por un terror absoluto.

Una vez más, gracias a Lucifer por su brillantez al persuadir a los católicos romanos que no se puede confiar en la Biblia y que no debe leerse excepto mediante la “ayuda” y la “guianza” de un sacerdote.

De otra forma, su terror en la muerte sería abolido a medida que escuchan las palabras de Cristo en Su cruz: “Consumado es” [Juan 19:30;

(más…)

Published in: on 29 septiembre 2010 at 12:21  Comments (46)  
Tags: ,