78 días para que comience la Gran Tribulación. “Y cuando comenzares a ver todas estas cosas entended que el fin está próximo. Bienaventurado quien esté atento y preparado, de corazón listo para recibir el Hijo del Hombre.”

Y cuando comenzares a ver todas estas cosas entended que el fin está próximo. Bienaventurado quien esté atento y preparado, de corazón listo para recibir el Hijo del Hombre.”

 Así acaba el mensaje del 13 de mayo, el que no publico aunque explico su contenido en los artículos anteriores. ¿Qué quiere Dios al avisarnos de que la Gran Tribulación empezará en menos de 78 días?

Dios quiere avisar a Toda la Humanidad de lo que va a suceder en breve, para que cada uno tome conciencia de estos hechos, y prepare su corazón para recibir al Hijo de Dios, que pronto hará Su segunda venida. Jesús  dijo que volvería cuando nadie le espere, y justo ahora nadie le espera. Quiere que nos preparemos por dentro para recibir a Jesús como Hijo de Dios.

¿Y que tenemos que hacer al entender que el mundo está próximo a su fin?, ¿cual debe ser nuestra actitud?. Evidentemente no debemos ser presa del pánico, debemos continuar en nuestros sitios de residencia habitual, trabajando como hasta ahora, como si no pasara nada. No se trata de crear alarma social, no se trata de asustarse porque este mundo se acabe. Se trata , no de sobrevivir, sino de crear entre todos Sus seguidores una ola de espiritualidad mundial que nos haga ser mejores personas, y que haga que aceptemos a Dios y a su Hijo Jesús en nuestros corazones, ponernos en Sus manos, y creer en Él y en la Salvación, que solo puede venir a través de Jesús.

No debemos huir hacia las montañas, abandonando familia y trabajo, no habrá ningún lugar seguro, no podemos crear un caos social, ni una alarma sin justificación, (recordad que hasta que no pase nada, nadie cree en nosotros ni en nuestros mensajes), luego estos mensajes son para los que ya creen en Él, para que se vayan preparando y sobre todo para “pescar” a quienes ahora no creen en Jesús, y cuando vean el comienzo de la Gran Tribulación puedan creer en Él, puesto que los mensajes acontecieron antes de que empezaran las tribulaciones. No será solo la acción de la naturaleza la que provocará los tsunamis y terremotos, será la Voluntad de Dios.

Quien lo vea así podrá salvarse, incluso los ateos que ahora viven sin Dios. Éste es el motivo de que Dios nos avise.

(más…)

Published in: on 19 marzo 2010 at 20:02  Comments (6)  
Tags: ,