¿Por qué Dios es Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo?

Hola, José.

Buenos días. Aquí 07:33 y allí 11:33´hs. Día frío, nublado, amenazando lluvia. Se puede decir que nosotros por aquí estamos en pleno invierno y las estaciones ya están invertidas, al menos en la práctica, ignoro si la Ciencia comprueba esto o si se puede verificar.

Abrí la Web y me encontré con tu documentário en el que una persona pregunta si Dios Padre y Dios Hijo son uno solo o si son dos diferentes.

Tú le haz respondido que son un solo Dios en funciones y personas diferentes.

Hace unos cuantos días, por raro que pueda parecer.

Escucho. 

“La necesidad que hay para explicar a las personas, me dicen, quienes somos Nosotros realmente. Pues a ustedes, las religiones e iglesias, les enseñaron y dijeron que Nosotros somos un gran misterio y que realmente se Nos puede, de alguna forma, conocer o saber mediante únicamente la Fe, lo que es no muy exacto, por eso, se hace necesario que conversemos algo sobre esto para pasarles el concepto nuevo o exacto de quienes Nosotros realmente somos.

“Sí. Hay, o mejor todavía, ES, un solo y único Dios de Quien todo procede, nace, y cuando decimos todo Nos referimos a todo desde el micro hasta el macro Cosmos en su interior hasta en su exterior que es físico y espiritual, porque Nosotros abarcamos lo visible que es infinito como lo invisible que también es infinito. Ambos eternos y Creados porque salieron del Padre, único Creador. Creador porque el TODO está en Él y lo manifiesta libremente por su Hijo que como el Padre es también Dios. Dios, no con la función idéntica al del Padre de Crear y sí Dios, con la función de manifestar la Creación del Padre por el Verbo o la Palabra que es una energía de mando para pasar el ser, la esencia del Todo como de sus partes reales sólo en la Mente del Padre, a la existencia, al espacio, en el tiempo o no, porque también existen Cosmos que no tienen tiempo, sólo tangibilidad o sea los átomos cuya esencia están en el Padre y que por su Pensamiento e Intencionalidad se manifiestan a través del Verbo. Por tanto, el Hijo, mismo que no sea el Creador directo, por el Verbo del Padre, es también Creador junto con el Padre, mas las funciones de ambos son diferentes.

La Creación se compone por su grandiosa pequeñez, dentro de una semilla en la que se registran todos los códices para su crecimiento y desenvolvimiento. Jamás el Creador, crea algo concluido, totalmente desarrollado. Toda la Creación es pequeña, minúscula, insignificante. Son los códices escritos en sus genes que permitirán el desenvolvimiento. Y es así porque por la evolución transmite el grado de Amor del Creador ya que es el Amor la Energía del Creador.

La evolución de los seres creados nunca es o fue de una especie para otra y sí y siempre, dentro de una misma especie. Es cada especie que evoluciona conforme a sus genes. Y así son ustedes.

Lo que no Les es diferente, es la cualidad, la esencia, la naturaleza que los forma y constituye y por que no se diferencian, son ambos un sólo y único Dios.

Un ejemplo bastante simples para que ustedes puedan entender esto que les sugiere una contradicción porque decimos que somos Uno en Dos y Dos en Uno. ¿Cómo puede ser esto?

En la actual realidad manifiesta de ustedes existen lo que llaman “el Gobierno”. Y este Gobierno se compone de partes y cada una de las partes forman el Gobierno, no obstante el Gobierno es uno solo. Pues algo semejante en Nosotros. Hay un solo Dios. Mas este solo Dios ES en dos realidades distintas respecto a sus funciones. Pero no distintas referente a su naturaleza, así como en el Gobierno de ustedes. De forma que cada una es Dios.

Todavía la pregunta de ustedes: ¿Es necesario que Dios sea así? Podría ser uno y listo.

Sí, podría ser. Pero, ustedes deben entender que si somos energía como realmente somos, se hace imposible la realidad de dos energías juntas con funciones diferentes porque una función neutralizaría la otra e imposibilitaría la realidad de la Unidad. Cada energía es una en su función lo que no implica contradicción y sí implica complementación en el sentido de la unión, de la conjunción para llegarse a la síntesis de una sola energía que, unidas con todas en comunión de las partes forme una gran y sola energía que comanda el TODO, tanto el de la Luz como el de las Tinieblas. Esta sola energía así entendida, ES DIOS.

Evidente que si las religiones, iglesias que allí se encuentran entre ustedes nada de esto les interese, porque admitido, destruiría su existencia y como es esto que no quieren, entonces les niegan la aproximación a esta verdad manteniéndoles alejados, desinformados para poderles controlar, dirigir, gobernar. Y es esta exacta actitud de las religiones que se confronta con Nosotros de donde se sigue Nuestra repulsión, pues Nosotros no somos lo que las religiones e iglesias dicen que somos.

Queremos citarles aquí el comportamiento del Verbo en la carne, cuando pasó entre ustedes. Siempre Él se dirigía al Padre, jamás a cualquier otra realidad que fuere, siempre al Padre. Porque el Padre es el centro de la Energía. De donde su admiración, su invocación, su trabajo, su total y aparente dependencia del Padre, pero, realmente, lo que el Verbo tenía para con su Padre, era la grandiosa admiración de ser Él mismo, Hijo de un tal Padre. Hijo no por relación sexual tal como los hijos de ustedes que nacen por un proceso de inseminación: la semilla en el ser masculino y el óvulo en el femenino que se unen por atracción sexual que se motiva por atracción emocional, la cual también se origina por una atracción física de armonía, equilibrio, de las formas que se registran en la mente emocional que responde a lo que los genes de cada uno lleva consigo y que son la síntesis que el Padre ha puesto en cada uno, según su mente, y su intencionalidad. Así cada ser humano es fruto de la voluntad e intencionalidad del Padre y porque son fruto, naturalmente son hijos del Padre, creados según esa voluntad con esa intencionalidad para que cada uno manifieste en el tiempo y espacio el amor del Padre, su pensamiento con toda su belleza y armonía. Y es por eso que todos los hombres son hijos de Dios por adopción o por amor manifiesto. No hijos por la Naturaleza pero sí hijos por la manifestación que por los genes salió del Padre.

El Verbo es Hijo  por la necesidad de la constitución del Ser que para ser tal, debe reunir la cualidad de Crear la que parte del pensamiento con la de transmitir, juzgar. Y este proceso es intrínseco al ser sea él como fuere. El Padre, Creador genera al Hijo, el Verbo, el Juez, el Sacerdote, el Mediador, el Salvador de todos los seres de la energía reversa o negativa, de su acción, de su influencia, de su negación. Salvador mediante la Fe de parte del hombre o de la creatura inteligente que ve y acepta al Verbo como siendo la única realidad que la puede conducir a la Luz. El Padre al ver que el Hijo le presenta esa creación como merecedora de la Luz, la recibe, no por las obras de la creación, no por la creación y sí porque el Verbo la presenta y Él la presenta porque la creatura aceptó y se unió con él, el Padre asume la salvación de esa creatura. Y es así con toda la Creación inteligente o no; espiritual o no porque todo es del Padre y conducido hasta Él mediante el Hijo. Es como el Gobierno de Dios es formado. Formado por el Hijo que ejerce las funciones del Verbo así como el Padre las de Creador. Mas ambos son Dios. El único Dios.

Esto en su conjunto, a toda la Humanidad pasada y presente le ha quedado oculto, porque jamás las religiones o iglesias les han querido enseñar mas, por el contrario, siempre se opusieron, como dijimos. Y no es porque no lo supieran, no. Siempre la iglesia romana lo supo, la Ortodoxa, la Israelita, pues, en el Antiguo Testamento, en el libro del Éxodo y del Génesis está hasta escrito, la Luterana, la Anglicana, y todas llamadas de Protestantes, si bien sobre estas últimas no todas, pero, no todas menos responsables. Y ahora entienden la razón que se les pide para que salgan de las iglesias y religiones y se vuelquen para su interior donde reside el Padre y su Hijo en las formas que detallaremos a continuación”. 

Y guardaron un silencio que hasta me quedé en expectativa. Después volvieron.

“Ustedes son Nuestra imagen y semejanza. Si son imagen y semejanza, son parecidos a Nosotros; no Nosotros, parecidos. Nosotros somos Creador y Verbo. Ustedes son: Subconsciente y Consciente.

El Subconsciente, crea; el Consciente juzga. De esta forma es como ustedes pueden ejercer la función de crear con la de juzgar, comparar, valorizar de algún modo, el de sacerdocio tal como Pedro en una de sus Cartas expresa. Son sacerdotes como el Verbo es del Padre, siempre y cuando estén juntos al Verbo; desde que su Consciente sea uno con el Verbo por la Fe, por la Intención, por la aceptación y conformidad con la Voluntad del Verbo. Nada sin el Verbo.

Es como existe la posibilidad de el Padre comunicarse con el Hombre, con ustedes; usando el subconsciente que como el Padre deambula por la existencia y penetra los mundos espirituales, el pasado y el futuro en grandes espacios y hasta algunos, en siglos.

Es como existe la posibilidad de el Verbo comunicarse con el Hombre, usando el consciente que como el Verbo, juzga, compara, equipara la existencia con la esencia; el espíritu con la materia; la Luz con las tinieblas. Juzga la diversidad de las energías, frecuencias energéticas y sus vibraciones. Separa las de la Luz, de las tinieblas y puede así conocer a ambas y elegir la justicia, la transcendencia, definirse sea a favor del Padre o contra el Padre. Merecer la salvación o la condenación. La Vida Eterna o la Muerte Eterna.

Entonces, conforme a toda esta explicación, entendieran Nuestra realidad y la razón de alejarse de todas las religiones.

Dejaremos para una otra oportunidad la presentación del Espíritu Santo, por ser, una realidad de tal tamaño que exige su exclusividad, para que ustedes sepan y entiendan su grandiosa santidad y pureza. Él ES el centro, la esencia de Dios como el de toda la Creación.

A tí y por tu intermedio, a todos quienes de corazón sincero se vuelvan para Nosotros. Y para todos, la paz.”

José. Una aclaración. Esto lo escuché hace tiempo. Pero, siempre me quedé receloso porque lo encontré muy fuerte, mas, conforme a la pregunta de esa persona en la Web, me atreví a escribirlo. Quien sabe le pueda servir. Y también pueda servir a quienes preguntan y quieren saber, tal como yo que motivé toda esta exposición porque Les pregunté.

Hay mucha cosa para estudiar aquí. Muchas citaciones indirectas que uno se queda estático sin saber qué pensar.

About these ads
Published in: on 10 marzo 2010 at 23:14  Comentarios (3)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://elsecretodelasestrellas.wordpress.com/2010/03/10/%c2%bfpor-que-dios-es-dios-padre-dios-hijo-y-dios-espiritu-santo/trackback/

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

3 comentariosDeja un comentario

  1. No se que me pasa pero lo del titulo es una cosa y empiezas con otras cosas, no pude entender nada,

  2. [...] ¿Por qué Dios es Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo? [...]

  3. […] ¿Por qué Dios es Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo? […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 102 seguidores

%d personas les gusta esto: