¿Alguien cree hoy en la resurrección de los muertos?

¿Alguien cree en la resurrección, sabe alguien qué es la primera resurrección?

INTRODUCCION

(I Corintios 15:12-26)

15:12 Pero si se predica de Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? 
15:13 Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. 
15:14 Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. 
15:15 Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan. 
15:16 Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó;

15:17 y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. 
15:18 Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. 
15:19 Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres. 
15:20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 
15:21 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. 
15:22 Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. 
15:23 Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. 
15:24 Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. 
15:25 Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies.
15:26 Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. 

DEPOSITADOS EN EL CENTRO DE LA TIERRA

Al hablar de resurrección, la Biblia se refiere al cuerpo porque el alma no muere. La muerte del alma no es extinción, ni desaparición, sino que es alejamiento de la presencia de Dios por toda la eternidad. Muerte es ser apartado de Dios. En cuanto al cuerpo, la muerte es desintegración, una regresión de todo el organismo hacia un estado primitivo inicial, (la materia no se extingue) y un día, el cuerpo así desintegrado, hecho polvo será resucitado. Cuando el hombre cayó, Dios no le reveló lo que sería la resurrección, pero lo enseñó progresivamente, revelando unas cosas primero y después otras, hasta revelarlas plenamente en Jesús, finalizando con la revelación dada al Apóstol Pablo. Los hijos de Dios que morían en el Antiguo Testamento, no sabían lo que sería de su cuerpo, Job aunque tiene bases y sabe que se levantaría con su cuerpo, no tiene claro el panorama de donde estaría mientras tanto. El Señor revela que en el centro de la tierra habría un lugar donde se depositaban las almas de los que morían. Todos los que murieron en el Antiguo Testamento fueron al Seol o Hades. Al principio de la revelación era tenue, tanto que había temor de morir, hay relatos en el Antiguo Testamento donde aún los hijos de Dios no querían bajar a la oscuridad. Tenían cierto temor porque sabían que había un lugar oscuro, tenebroso, donde se depositaban los espíritus. Luego el Señor reveló que en el Seol o Hades habían dos compartimientos: los que eran de Dios iban al lugar de gozo, mientras que los demás estaban en lugar de tormento. Desde la antigüedad había un lugar llamado Paraíso y otro que era propiamente el Seol, el Señor lo explicó en el relato del Rico y Lázaro en Lucas 16:22

Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 16:23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 16:24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 16:25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 16:26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 16:27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 16:28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 16:29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 16:30 El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 16:31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. También hay un abismo, algunos creen que está en las profundidades de la tierra, otros dicen que fuera de la tierra está el abismo, el lugar donde están aprisionados los ángeles caídos. Parece ser que los demonios echados fuera de los cuerpos, son lanzados al abismo. Por esa razón, los demonios que salieron del paraiso le dijeron al Señor: No nos mandes al abismo, déjanos todavía por acá. Se deduce que el abismo es un lugar de horrible tormento y castigo para los demonios. Antiguamente todos iban al Seol, pero unos al lugar de gozo y otros al de tormento. Según los relatos bíblicos, se veían desde ambos lados, había visualización e identificación.

PRIMICIAS DE LA RESURRECCION

Cuando el Señor murió en la cruz del Calvario, bajó al lugar de los muertos, al Seol y notificó a los hijos de Dios la restauración por haberse pagado ya el precio de la salvación y confirmó a los perdidos la sentencia del tormento eterno. El Señor, al resucitar, se llevó con El a los salvos y el paraíso pasó al tercer cielo quedando en la tierra solamente el lugar de tormento. El Señor es las primicias es la resurrección. Cristo dejó establecido que hay vida después de la tumba, así como El bajó, nosotros también bajaríamos, somos un símil, probó que si bajábamos al sepulcro como El, allí nos levantaríamos, como El resucitó, e iríamos con cuerpo, glorificado a donde está el Padre.

CORPOREIDAD DE LOS ESPIRITUS

El Señor está en los cielos, allí estarán los espíritus de los santos de todos los tiempos mientras sus cuerpos están en los sepulcros, cómo están? Cuán es su estado? El cuerpo está por glorificarse esperando en el sepulcro, entonces, cuál es su contextura? Cómo se personifican? Cómo se individualizan? La más aceptable de las versiones es que los espíritus tienen corporeidad para ser visualizados, son como una copia del cuerpo, pero en perfección, guardan un parecido, alguna vinculación de este tipo. En el cielo los espíritus no son transparentes, no tienen cuerpo pero tienen lo que algunos llaman un cuerpo intermedio, no hay una explicación más posible que ésta. Esa personalidad dentro de nosotros se describe en el capítulo 16 de San Lucas, cuando el rico le habla a Abraham, de dedo, lengua, miembros, etc. ninguno de los dos tiene cuerpo, pues están en el sepulcro desintegrándose. El rico tenía la sensación de corporeidad, aunque literalmente no lo tenía. Cuando el Señor venga en las nubes y se oiga el trompetazo, se inicia la primera resurrección, la resurrección de vida. Los cuerpos de los santos de todos los tiempos serán glorificados. El Señor viene con todos los espíritus y éstos toman sus cuerpos y se van integrados, se conjugan en un cuerpo glorificado identificable. La base de que el cuerpo glorificado posee una semejanza tan grande, que cualquiera lo puede identificar, es que Jesús salió del sepulcro glorificado pero identificable, tanto que los discípulos lo reconocieron y comieron con El. Ese cuerpo se alimentará no por necesidad, porque no necesita de comida, ni de transporte, pero podrá hacerlo. En la resurrección tendremos el cuerpo glorificado, preparado, adaptado para vivir toda la eternidad, la vida de Cristo está en él, es un cuerpo que tiene dos particularidades importantes: inmortal e impecable. Se expulsa el cuerpo de bajeza, así como tenemos de ello una semejanza, cuando: Compartiendo la tienda de Abraham está Isaac con Ismael que son tipo de la naturaleza nueva y la vieja respectivamente. En cierto momento ya no pueden compartir e Ismael es echado. El Ismael que tenemos adentro no tiene remedio, nos fastidiará hasta el último día a menos que nos demos al Espíritu para que nos domine. La vieja naturaleza no es expulsada sino hasta que se glorifica el cuerpo y entonces seremos invulnerables al pecado y a las tentaciones. Mientras se escenifican las Bodas del Cordero allá arriba con cuerpos inmortales, aquí en la tierra morirán miles y miles de personas, la muerte aun no ha sido vencida, todos esos muertos se sumarán a la cantidad de espíritus que llegan al Seol en las entrañas de la tierra y sus cuerpos quedarán en el sepulcro hasta el juicio final.

LA BÚSQUEDA

Habrá otros muertos pertenecientes al Señor en la primera resurrección y son los muertos que se niegan a ser marcados con la marca de la bestia, (el chip electrónico en la mano o en la frente), y no se someten al anticristo. Al morir ellos no irán con los demás sino que su espíritu inmediatamente se va para arriba. Referente a sus cuerpos hay varias versiones ya que no existe mucha luz en cuanto a esto. La verdad es que serán glorificados al final de la tribulación, serán levantados y poseerán la vida permanente y reinarán con el Señor en el milenio. La búsqueda es similar a la siega del trigo. El trigo se siembra, se recoge la cosecha, ésta es la primera resurrección, quedan espigas desechadas, la búsqueda es regresar a levantar las espigas que se quedaron completándose así la primera resurrección, o sea la de vida.

RESURRECCION PARA VIDA, RESURRECCIÓN PARA MUERTE

Después del milenio está el juicio, viene el Señor y levanta del sepulcro a todos los muertos de todos los tiempos, con un cuerpo especial para el tormento por los siglos de los siglos, preparados para una existencia que no tiene fin, una vida de condenación. Esta es la segunda resurrección, que es para muerte, por eso dice la escritura: Apocalipsis 20:4 Y vi. tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. 20:5 Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. 20:6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años. Los que tienen parte en la segunda resurrección, pasados los mil años, no solamente verán la muerte física, sino que serán juzgados según sus obras y los que sean condenados vivirán una muerte espiritual, es decir, verán la muerte segunda. Dios los expulsa a un lugar del universo, un área fuera de la presencia de Dios. El Señor les dará la espalda por la eternidad, si no quisieron tener noticias de Dios y no quisieron recibirlo, entonces, Dios les vuelve la espalda y se olvida de ellos. La primera resurrección solo será para todos los santos y mártires que han perdido la vida por la palabra de Dios, y aquellos que no adoren al anticristo ni reciban su marca, el chip. Vivirán con Jesús mil años y luego serán sus sacerdotes para toda la eternidad. La segunda resurrección es todo el resto, los que no han participado en la primera resurrección. Serán resucitados para el juicio final y serán juzgados según sus obras, los que sean salvados irán al cielo, y los que no lo sean al infierno para toda la eternidad, los condenarán por la eternidad. Los supervivientes del reino de los mil años entrarán al reino eterno, comerán del árbol de la vida, que estaba al inicio en el Edén. Ocuparán la tierra y el universo, el Señor les dará la oportunidad y el privilegio de que coman del árbol de la vida y se mantengan por la eternidad.

Para apuntarse en la primera resurrección clicar en el enlace a continuación

http://www.primeraresurreccion.com/

Published in: on 2 febrero 2010 at 21:21  Comments (2)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://elsecretodelasestrellas.wordpress.com/2010/02/02/%c2%bfalguien-cree-hoy-en-la-resurreccion-de-los-muertos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. […] ¿Alguien cree hoy en la resurrección de los muertos? […]

  2. […] ¿Alguien cree hoy en la resurrección de los muertos? […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: