La auténtica solución a nuestros problemas, la Divinidad

No me cabe duda alguna que la auténtica solución (no una tipo parche, de maquillaje) a nuestros ingentes problemas vendrán de manos de la Divinidad. Nosotros haremos lo que nos corresponde por perfeccionarnos, ser virtuosos, vivir de acuerdo a la Moral de la Naturaleza (la parte femenina de Dios, la Diosa), para que la Fuente Universal haga lo que anhela: restablecer el Orden Divino en la Tierra, derrotando definitivamente al Mal. En caso contrario, simplemente estamos condenados a la extinción.

Para que triunfe el Bien Supremo, se requiere que esta humanidad descrucifique al Cristo y no siga aliándose con el Sanedrín Infernal de Satanás y sus huestes. La PASION de Jesús Cristo es el paradigma de unos yoes absortos (el populacho que presenció la Crucifixión) en lo cotidiano y mundano, sin saber que ante sí tenían al Salvador. Es el drama de este mundo: seguir aplaudiendo a Caifás y su corte de lacayos (léase y entiéndase, Neoliberalismo, mercantilismo, usura, Banco Mundial, FMI, ONU, los gobiernos; materialismo desenfadado, sociedades inmersas en la farándula, el consumismo y el bombardeo de los mass media, entre otras cosas), o ASUMIR integralmente EL MENSAJE de Cristo y los auténticos Maestros Ascendidos, que nos hablan de la RENUNCIA a los apegos egoicos de nuestra personalidad.

Esta humanidad efectivamente Ascenderá a la Cuarta Dimensión u otras superiores, cuando de verdad haya una masa crítica de seres humanos que sí han sabido renunciar a los apegos del falso yo, construyendo una civilización basada en el Amor, el cooperativismo, la Paz e inclusión de todos en el desarrollo del Nuevo Mundo que espera por nosotros, vibrando en los Planos Espirituales Superiores a que lo realicemos y materialicemos, interna y externamente.

Con Amor, Ricardo Concha T

Published in: on 16 diciembre 2009 at 22:22  Comments (1)  
Tags:

Sobre la dificultad del discernimiento

Uno de los grandes peligros que en la actualidad enfrenta la humanidad es el EMBOTAMIENTO de la propia capacidad de DISCERNIR. Es tanta la estupidización que sufre el ser humano hoy en día por parte de los medios de comunicación -los cuales están en manos de grupos económicos inescrupulosos y de una moral muy cuestionable (que por lo demás son MARIONETAS de las Fuerzas de la Oscuridad)- que no es de extrañar que haya personas que rebaten furiosamente a otras, nada más porque consideran que han sido heridas hasta lo más íntimo sus creencias religiosas o convicciones filosóficas y/o esotéricas u otras. Entonces, cual toro furioso, embisten a quien ellos consideran “hijos del mismísimo demonio”, o pobres seres humanos que han caído muy bajo en la escala evolutiva, al emitir mensajes que son blasfemos.

Con ello NO se percatan que están haciendo gala del mismo fundamentalismo y actitud sectaria que tanto critican. Cuidado! No en vano Jesús Cristo recalcó hasta la saciedad que primero, antes de lanzar la primera piedra, mirar si estamos libres de todo pecado, y segundo, si antes no hemos visto la viga en el propio ojo.

REFLEXIONAR y DISCERNIR son dos altos valores que todo Hijo (a) de la Luz debiera PRACTICAR a diario en su vida, sobre todo en estos tiempos en donde hay muchísimas filosofías y mensajes salvacionistas, que prometen ganarse el Cielo. ¿Cómo discernir si estamos ante un mensaje REAL, verídico, o uno que luce muy plausible, místico, hermoso, pero que sutilmente introduce mensajes subliminales que nos hablan más bien de la exaltación del ego de la personalidad y no de la divinidad que mora en nuestro mundo interno?

 Cristo le dijo a sus Discípulos: “Orad y Velad!” Y para ello se requiere estar ALERTOS, en estado de vigilia (de la Consciencia) para poder SABER CÓMO SEPARAR el trigo de la cizaña.

(más…)

Published in: on 16 diciembre 2009 at 22:04  Comments (1)  
Tags: