Sobre la Iglesia Católica

Sobre la Iglesia Católica.
Recibí su carta por la Web a la que también agradezco.
Nuestros tiempos son tiempos difíciles. Tiempos de gran oscuridad espiritual y, diría, algo como el abandono que Jesucristo sintió de su Padre en la Cruz, nosotros también lo sentimos, de donde debemos, me parece redoblar nuestra Fe, nuestra atención y centrarnos en la Persona de Jesucristo para no perdernos.
Personalmente tengo una gran Fe, amor, en Cristo y a Él le pido que me sostenga y guie. La iglesia Romana, por lo que ya ví, veo, está prácticamente perdida. Perdida en situarse como siendo la iglesia de Cristo o como si Cristo la hubiera fundado. Perdida por el abandono de todo lo que durante siglos ha enseñado y practicado y hasta rezado. Hoy no pasa de un verdadero teatro, sin sentido. La misa romana ya fué un acto religioso agradable a Dios. Hoy es una representación. Perdida encuanto a la Fe como en la Eucaristia. En la certeza del infierno. En la práctica de los sacramentos. Perdida en su estructura pues, el Sumo `Pontífice, no sabemos realmente a quien representa. Si a usted le enseñó el bien y es esto lo que usted guardó, bendito sea usted, Pero, la confusión creada en especial desde el Concilio Vaticano II para acá, es tal, que no sabemos, si realmente cree en Cristo, en la Escritura, en el Evangelio, si realmente todavia tiene Fe. Está perdida. Me parece, sr. Pablo, que debemos recogernos, adentrarnos para dentro de Cristo y alejarnos de todo esto porque los dias son oscuros. Yo sé que usted es una alma sincera, por eso, debese cuidar y rogar al Señor que lo ilumine, proteja, lo guarde. Yo vivo sólo y en silencio. Recogido. Leo las Escrituras. Y trato de alejarme del mundo así como de templos, religiones, iglesias. Y vamos al encuentro de Cristo en silencio. Vaya a la iglesia. Practique los Sacramentos, pero, siempre visualizando la Persona del Señor y no la iglesia. Hemos de definirnos de que lado realmente estamos.
Quedole grato por su respuesta. Y ruego al Padre lo bendiga. Lo guarde a usted y su familia.
Un gran abrazo. Saludos a usted.
Juan Aguirre.
Anuncios

¿Qué sois trigo o cizaña? no hay más alternativas, o con Él o contra Él

Evangelio de Mateo

13:24 Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo;
13:25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.
13:26 Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.
13:27 Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?
13:28 El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?
13:29 El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.
13:30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.

13:37 Respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre.
13:38 El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo.
13:39 El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del mundo; y los segadores son los ángeles.
13:40 De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este mundo.
13:41 Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad,
13:42 y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.
13:43 Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga.

Published in: on 12 diciembre 2009 at 12:31  Dejar un comentario  
Tags: